11 series a las que se les fue la pinza con giros y tramas inverosímiles

Hasta hace no mucho, cuando una serie de televisión despertaba el interés del conocido y lograba mantenerse en teledifusión con éxito, la norma más extendida era alcanzar esa producción hasta que dejase de reportar beneficios. Una táctica desarrollada por muchas ficciones con tal de permanecer en el foco durante el veterano tiempo posible, sin bloqueo, el resultado final no siempre era el más afortunado o el que el espectador tenía en mente. En algunas ocasiones se conseguía un producto con un principio y un final decentes que satisfacía los deseos de sus seguidores, pero en otras ocasiones la serie terminaba por perder su rumbo llamativo.

Lo mismo sucede cuando una serie no reporta los resultados deseados y, en un final intento por reflotar la producción, se toman decisiones arriesgadas cuyos resultados siguen sin ser todo lo buenos que se esperaba. El principal problema llega cuando se pierde la hermandad, el tono y la esencia de la ficción al incorporar principios y personajes que resultan poco creíbles. Desde FormulaTV queremos rememorar los casos de varias series de televisión que comenzaron siendo de una forma y terminaron dando un molinete radical con tramas e historias que rozan el surrealismo y lo inverosímil, perdiendo su esencia y hasta su limpieza.

1 Cosas de casa

La comunidad Winslow y su peculiar vecino Steve Urquelle (Jaleel White) protagonizaron ‘Cosas de casa’, una comedia conocido que narraba las peripecias y el día a día de estos personajes. En sus inicios las tramas trataban temas cotidianos, pero no tardaron en incorporar historias que rozaban la ciencia ficción. De hecho, de repente, los guionistas nos sorprendieron con un molinete inesperado cuando Steve anuncia que ha desarrollado un compuesto químico capaz de cambiar sus genes y transformarle en un pequeño más apuesto, con otra personalidad y, en sinopsis, una persona totalmente diferente. Así fue como nació Stefan Urquelle, alter ego del protagonista que volvió a aparecer en varios capítulos a posteriori de que Steve creara una máquina de clonación. Con este cambio y la incorporación de este nuevo personaje dejaban de costado al carismático y siempre ocurrente y divertido Steve, que se había convertido en el protagonista definitivo de la serie. Asimismo, siquiera faltaron los muñecos diabólicos o los viajes en el tiempo, historias que, aunque tenían su motivo, no dejaban de ser sorprendentes y un tanto increíbles.

2 Padre de comunidad

Las producciones de Seth MacFarlane se caracterizan por un humor ácido y un estilo desenfadado y maleducado. Esa esencia es la que prima en ‘Padre de comunidad’, la serie de animación protagonizada por la comunidad Griffin. En esta ficción podemos disfrutar con las aventuras de Peter, Lois, Megan, Chris, Stewie y el perro, Brian, que actúa como si de un ser humano se tratase. La serie comenzó como una comedia más o menos habitual interiormente de lo que junto a bajo el sello MacFarlane, pero fue evolucionando y comenzaron a incorporar situaciones que desentonaban con el estilo militar de la ficción. Los viajes en el tiempo no fueron el único solicitud que llamó la atención, una de las decisiones menos acertadas fue la asesinato de Brian. Los guionistas nos sorprendieron con este molinete tan poco comprensible porque estaban eliminando a uno de los personajes más queridos, cambio que se solventó precisamente con un alucinación en el tiempo que trajo de reverso a Brian.

3 Prison Break

La primera temporada de ‘Prison Break’ nos sorprendió por la intriga y la batalla de una historia acertadamente hilada y que contaba con todos los ingredientes necesarios para un buen thriller. Ver cómo los hermanos Lincoln Burrows (Dominic Purcell) y Michael Scofield (Wentworth Miller) unían sus fuerzas para intentar salir de la prisión juntos conseguía mantenernos pegados a la pantalla. Sin bloqueo, decidieron alcanzar la serie más de lo necesario, provocando que el interés de la historia fuese decayendo. Aún obviando la falsa asesinato de Sarah (Sarah Wayne Callies), el principal problema morapio cuando optaron por rescatar la serie ocho primaveras a posteriori del final de su cuarta temporada, resucitando a uno de sus protagonistas al que todos dábamos por muerto. De esta forma, en la finca tanda de episodios se descubría que Michael en ingenuidad estaba vivo y encerrado en una prisión de Yemen, una motivo muy forzada para reiniciar la serie con un nuevo plan para la fuga del beocio de los hermanos.

4 Los Serrano

Diego Serrano (Antonio Resines), Lucía Gómez (Embrollo Rueda) y sus cinco hijos protagonizaron ‘Los Serrano’, una serie conocido en la que no faltaba el humor y las dosis de drama. La ficción permaneció en antena durante varios primaveras y siguió su curso a pesar de la marcha de algunos de sus personajes principales. Pero parece que, con el paso de los primaveras, se quedaron escasos de ideas y decidieron repetir un patrón. De este modo volvimos a ver la misma historia de coito prohibido entre hermanastros y cómo Currito (Jorge Cuerpo García) asumía el jubilación como adolescente problemático. No obstante, el veterano disparate lo vivimos acoplado al final de la serie, cuando se descubrió que todo había sido un sueño de Diego. Ni las apasionadas historias de coito, ni las muertes, ni falta de lo que habíamos manido hasta ahora era verdad. Uno de esos desenlaces que te hacen pensar que el esfuerzo no merece la pena.

5 Pequeñas mentirosas

Troian Bellisario, Ashley Benson, Shay Mitchell y Lucy Hale dieron vida a las jóvenes protagonistas de ‘Pequeñas mentirosas’. La serie empezó como una ficción más de adolescentes en la que tenían cabida las historias amorosas y los problemas familiares. La diferencia radica en que las chicas tenían que aceptar la extraña desaparición de la líder del rama y eran amenazadas por un misterioso personaje que se escondía bajo el seudónimo de «A». Para sostener la intriga que generaba el anonimato de esa persona que les acosaba y chantajeaba, fueron inventando nuevas tramas cada vez más complejas y difíciles de creer. Encima, vimos cómo se convertían en unas expertas en el manejo de la tecnología, tenían chips implantados, descubrían un reducto, robaban coches sin inmutarse, aparecían abejas asesinas e incluso se desvelaba que Allison estaba viva y A no dudó en implantarle los óvulos de su amiga convirtiéndolas en madres de anteojos. Como podemos comprobar, la serie terminó adquiriendo tintes completamente surrealistas.

6 Los hombres de Paco

La parodia y el humor aciago fueron la cojín fundamental de ‘Los hombres de Paco’ en sus inicios, una serie policíaca que narraba las peripecias de los agentes e inspectores de la ficticia comisaría de San Antonio. Con Paco Tous, Pepón Nieto y Hugo Silva encabezando el repertorio, la ficción nos regaló multitud de momentos de diversión con historias que a veces rozaban el surrealismo, pero que siempre dejaban buen sabor de boca. Encima, aunque los protagonistas se enfrentaban a situaciones disparatadas e irreales, se trataba de tramas concorde al tono de comedia de la serie. Sin bloqueo, en la novena y última temporada decidieron dar un molinete radical y encuadrar la historia con destino a un costado más sombrío. Así pues, el demonio, los espíritus y los ritos satánicos adquirieron relevancia en una tanda de episodios más centrada en el thriller, incluso incorporaron un androide llamado Win-E, una mezcla entre el androide de ‘Cortocircuito’ y Wall-e. Todo esto hizo que ‘Los hombres de Paco’ perdiera su esencia llamativo y no tuviera sentido.

7 Baywatch Nights

Protagonizada por los actores David Hasselhoff, Gregory Alan Williams y Angie Harmon, ‘Baywatch Nights’ comenzó como un spin-off de ‘Los vigilantes de la playa’, pero su caída de audiencia hizo que los guionistas y responsables de la serie decidieran dar un inesperado y sorprendente molinete de tuerca a las tramas. De este modo, lo que empezó siendo una ficción sobre detectives que aprovechaban la oscuridad de la sombra para salir en rebusca de delincuentes, terminó convirtiéndose en una serie protagonizada por situaciones y principios sobrenaturales que falta tenían que ver con una ficción policíaca. Este cambio se produjo a partir de la segunda y última temporada, cuando Mitch Buchannon y compañía tuvieron que enfrentarse a casos paranormales más propios de ‘Expediente X’ y las tramas policiales dieron paso a historias de terror y ciencia ficción.

8 Punky Brewster

La historia de la pequeña Punky Brewster (Soleil Moon Frye) escondía todo un drama personal, sin bloqueo, la ficción nos ofrecía la visión de una pupila risueña, con un estilo divertido y que siempre estaba envuelta en mucho colorido y con una serie de ocurrencias con las que lograba sacarnos más de una sonrisa. Saliéndose de la tónica habitual de ‘Punky Brewster’, en la segunda temporada emitieron un episodio particular de Halloween, titulado «The Perils of Punky», en el que el terror cobró el protagonismo. Para ser más exactos, en este capítulo Punky y sus amigos se van de excursión con Henry, hasta que se pierden y llegan a una cueva maldita en la que no faltaban los espíritus malignos, los esqueletos y hasta una araña gigantesco. La ficción abandonó por completo el tono de sitcom conocido que le caracterizaba para convertirse momentáneamente en una desconcertante serie de terror no apta para todos los públicos.

9 Dinosaurios

A principios de la plazo de los noventa se estrenó la serie ‘Dinosaurios’, una comedia protagonizada por los Sinclair, una comunidad de dinosaurios que actuaban y se comportaban como seres humanos. El presupuesto de la serie era muy elevado para los resultados que estaba cosechando, motivo por el que decidieron cancelarla. Llegados a este punto, el final de la serie podría acontecer sido cualquiera, pero optaron por traumatizar a los seguidores con un molinete totalmente inesperado. Nuestros entrañables protagonistas se despedían anunciando el final del mundo a posteriori de que el padre de comunidad se declarara culpable por acontecer sucumbido a las ventajas de la tecnología en superficie de haberse preocupado por cuidar de la naturaleza y el planeta. La última secuencia con el hombre del tiempo informando de nevadas persistentes, oscuridad y temperaturas bajo cero proclamaban la Momento de Hielo y la agonía de la especie. En definitiva, un final trágico que rompía por completo la hermandad y el tono cómico de la serie.

10 Twin Peaks

El episodio piloto de ‘Twin Peaks’, que en algunos países fue estrenado en la gran pantalla, dejó boquiabiertos a espectadores y críticos televisivos que no tardaron en alabar lo que acaban de ver. En esas dos horas de duración, David Lynch demostró que era capaz de hacer un producto audiovisual brillante y fascinante. De hecho, con el paso del tiempo, sigue siendo considerada una de las mejores series de toda la historia de la televisión. Sin bloqueo, el transcurrir de los episodios desvela una ficción que termina convirtiéndose en poco confusa adecuado a los personajes esperpénticos, las situaciones enigmáticas y a la cantidad de principios extraños que encontramos y que, en ocasiones, resultan absurdos y ridículos. No obstante, en este caso falta de eso importa porque todo está acertadamente hilado para que, a pesar del desconcierto que genera, el resultado sea un producto de visionado imprescindible.

11 Crossover de ‘Los Picapiedra’ y ‘Los Supersónicos’

Unir dos series como ‘Los Picapiedra’ y ‘Los Supersónicos’, que se desarrollan en universos temporales muy diferentes, parecía una labor inasequible, sin bloqueo, este cruce se hizo ingenuidad gracias a una máquina del tiempo que juntó a ambas familias en pantalla. En concreto, este crossover tuvo superficie en ‘Los Supersónicos conocen a Los Picapiedra’, película para televisión estrenada en el año 1987. Aunque la trama está justificada por ese alucinación accidental en el que los Supersónicos se trasladan a la Prehistoria, no deja de ser una historia surrealista que se produjo porque ambas ficciones pertenecen a la depósito Hanna-Barbera. Encima, si hablamos de ‘Los Picapiedra’, siquiera podemos olvidarnos del Gran Gazú, un marciano verde que Pedro y Pablo encuentran cuando su platillo aterriza en la Tierra. Su presencia desentona por completo con la premisa y dinámica de la serie y muchos espectadores nunca entendieron la incorporación de un personaje tan irracional.