Agreden a un reportero de laSexta con un palo mientras informaba de la afluencia de bañistas en La Concha

Son muchos los cronistas que deben enfrentarse a duras situaciones mientras que efectúan una cobertura en riguroso directo, singularmente con temas discutidos. Pero a veces, esto llega a situaciones inaceptables que desembocan en agresiones a los reporteros que se hallan haciendo su trabajo, como le ha ocurrido a Miguel Ángel Ambrosio en ‘Más vale tarde’.

Durante la tarde del 27 de mayo, el cronista se hallaba en la playa de La Concha, en San Sebastián, notificando de la enorme afluencia de bañistas en un instante en el que habría de estar vacía, conforme las indicaciones del propio Ayuntamiento. Para hacerlo, se ubicaba con un walkie talkie, de tal modo que pudiese pasar inadvertido entre la gente al no llevar el micrófono de laSexta, y su compañero cámara a bastantes metros de distancia grabándolo.

Ambrosio comentaba la situación con Mamen Mendizábal cuando de súbito un hombre que llevaba un palo empezó a atacarle con él y a propinarle empujones. El cámara trataba de encontrar el paradero del cronista, que se había apartado perseguido por su atacante. Aunque procuraba seguir con la información y explicarle que trabajaba, el atacante prosiguió con su acoso, cercándolo contra la pared. Fue en ese instante cuando el compañero que se hallaba con la cámara salió corriendo con ella para grabar el semblante del hombre y intentar detenerlo.

La explicación de Ambrosio

En lo que se recobraba la normalidad y el atacante se iba a paso sosegado nuevamente a la playa, Mamen Mendizábal condenaba estos actos. Poco después, reanudaban la conexión con Miguel Ángel Ambrosio, quien explicó el origen de esa desapacible situación. «Lo que ha sucedido ha sido un equívoco por no apreciar percibir. Yo estaba preparándome para el directo, ha pasado un chaval, ha comenzado a mirarme con mala cara y a chillar ‘¿qué haces? Estás mirando niños’. Me ha acusado de ser un voyeur», narraba.

Ambrosio comentaba que le había pedido que lo dejase en paz por el hecho de que trabajaba y después, al comenzar el directo, ha ocurrido lo visto por los espectadores. «Al igual que los medios tratamos de respetar al resto de trabajadores, nosotros asimismo somos trabajadores. Venimos acá a hacer una conexión en riguroso directo solo para charlar de la situación de la playa que debería haber», defendía.