Alessandro Lequio se derrumba al recordar a su hijo Álex:

Alessandro Lequio se ha derrumbado este lunes en ‘El software del verano’ al memorar a su hijo, Álex Lequio, fallecido víctima de un cáncer el pasado 13 de mayo. Tenía 27 abriles y llevaba más de dos luchando contra la enfermedad. El cáncer le fue diagnosticado en 2018 y recibió tratamiento en Estados Unidos. Antes de su adiós pasó un mes ingresado en la clínica Quirón de Barcelona.

‘Hormigas blancas’ volvió el domingo a Telecinco para repasar la vida de Ana Obregón. Su expareja y padre de su hijo, Alessandro Lequio, estaba presente esta mañana y ha confirmado que el reportaje le despertó muchas emociones. «El reportaje me despertó tantos recuerdos y emociones que no tengo capacidad para valorarlo. Y, sinceramente, tampoco tengo ganas y creo que nunca las tendré«, ha dicho el colaborador entre lágrimas.

Joaquín Prat ha tomado la palabra entonces para animar a su compañero: «Todos los días recuperamos un poquito del amigo y del compañero que teníamos antes de perder a su hijo. Vemos cómo está intentando salir adelante en una vida que, como él mismo dice, ya nunca va a ser la misma que antes de que se marchase Álex. Uno va intentando seguir viviendo y en el caso de Ana esperamos que también lo esté consiguiendo porque creo que eso es lo que hubiese querido vuestro hijo«, ha remarcado el presentador.

Una etapa de «cierta vergüenza»

En un tono más animado, Lequio ha agradecido que en algunas imágenes del reportajes de ‘Hormigas blancas’ no se reconocía. «Esas imágenes me produjeron cierta vergüenza, pero son de hace 30 años, estaba recién llegado a España… era mi primera aparición en televisión», ha argumentado delante la observación del resto de colaboradores, que no dudaban en destacar que tanto Ana Obregón como él estaban «guapísimos» adaptado ayer de casarse. «Yo estuve muy enamorado de Ana», confirmaba el italiano.