Alexia Rivas se defiende de las críticas de

Tras su escándalo al destaparse su relación segrega con Alfonso Merlos, Alexia Rivas había vuelto a desaparecer de la opinión pública. Sin embargo, hace algunos días, Kiko Hernández revelaba en ‘Sálvame’ que se había vuelto a saltar el confinamiento para irse a Ponferrada, su localidad natal, al lado de su pareja. Esto volvía a provocar las críticas, haciéndole resurgir y justificándose en que debía visitar a su médico de cabecera.

Rivas se muestra agotada de las críticas que lleva múltiples semanas recibiendo, con lo que ha compartido un artículo en Facebook en el que responde a un usuario que había comentado: «Él es un cronista de la Cuatro y ella una puta prostituta y los hijos de putas saltándose los confinamientos ya en Madrid asimismo». Por ello, la cronista se ha dirigido a todas y cada una aquellas personas «que desde hace un mes llevan insultando, humillando, injuriando«.

«Usted, que se deja la licencia de llamarme «puta buscona» (viva el feminismo), ha de saber que acabé Bachillerato en el Virgen de la Encina de Ponferrada con una nota de nueve con cuatro sobre 10. Comencé Derecho (carrera que voy a seguir en el mes de septiembre), mas me cambié a cursar Periodismo por el hecho de que era mi sueño«, narraba Rivas, quien más tarde contaba los lugares en los que había trabajado y que había sido muy querida por sus compañeros en todos .

En defensa de Merlos

«Yo, soy articulista en Mediaset España. Ni cooperadora, ni personaje público. He cobrado 0 euros y un desazón muy grande con todo este asunto, que, para nuestra desgracia, ha copado la actualidad de la crónica rosa a lo largo de un mes», explicaba, reflejando los inconvenientes que le había producido estar a lo largo de múltiples días en portada. «Usted no sabe lo que ocurre de puertas para en mi vida. Usted es el reflejo de España. Hablar sin saber, envidiar, mirar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio».

En su comunicado, asimismo ha protegido a Alfonso Merlos, señalando su lista de estudios y aseverando que «lo único que ha hecho en su vida ha sido trabajar«: «Permitirse la licencia de vejar e insultar, e incluso llamar friki, a una persona que tiene más estudios que muchos de los que gobiernan este país», destacaba.