Ana Obregón publica el emotivo último post que Álex Lequio escribió antes de morir

El pasado 13 de mayo, Álex Lequio Obregón murió tras una larga lucha contra el cáncer. El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lecquio murió en Barcelona, dejando un enorme vacío en sus progenitores, en su familia y asimismo amigos. Por su parte, la comunicadora y actriz ha empleado a lo largo de estas semanas las redes sociales para lanzar diferentes mensajes recordando a su hijo; algo que ha vuelto a hacer este sábado 1 de agosto aunque en un caso así las palabras han sido del propio Álex.

Obregón ha salvado del móvil de su hijo un último blog post que escribió, mas que jamás tuvo tiempo ni de acabar ni de subir. He dudado mucho si hacerlo, mas se que deseabas hacerlo. Hoy lo comparto con todos vosotros de una parte de Áless desde el corazón mutilado de una madre», ha empezado escribiendo Ana, para después publicar íntegramente mensaje que su hijo escribió. «El inconveniente más grande del humano, y el mío hasta el momento en que me afirmaron que tenía cáncer, es la forma de comprender la dicha, de ser feliz», empezó diciendo Álex en el escrito, para seguir afirmando que «me he pasado 27 años de mi vida procurando ser el mejor estudiante, graduarme en la mejor universidad , montar empresas y sentirme un cowboy del capitalismo, siempre anclado en el ‘más es mejor».

Este reconocía en su texto que «todo bello y bonito hasta el momento en que un día te dan la nueva y no sabes cuantos meses te quedan de vida. En un abrir y cerrar de ojos, te das cuenta de la relevancia del ‘tiempo.’ Mejor todavía, te das cuenta de qué forma y con quien deseas invertirlo». Entonces, Álex se preguntaba: «¿Cuantas veces no he estado con mi novia por quedarme mandando correos hasta las tres de la mañana? ¿Cuantas veces he ido a jugar con mi hermana pequeña? ¿Cuantas veces habré ido a ver a mi madre? Cuantas la he colgado? ¿Cuantas convidaciones rechazadas al cine con mi padre? ¿Cuantas?».

La contestación de Ana Obregón

«No soy absolutamente nadie para darte un consejo mas quizá, dios no lo quiera, un día recibas una llamada del centro de salud tras hacerte una tac, una placa o bien un análisis de sangre, invitándote a cerrar una cita con emergencia. Quizás ese día se sienten 7 médicos delante de ti y ‘bum’ todas y cada una esas metas por ser un as se evaporan. Al final solo te llevas el tiempo y el amor que has dedicado a quienes deseas, a las qué … «, finaliza el escrito. Por su parte, Ana Obregón completa este texto afirmando que «ojalá lo hubiese leído antes que partieses para decirte que has dado tanto amor en esta vida; a tus amigos, a tu novia, a tu familia y sobre todo a mí, que precisaría un millón de vidas para agradecértelo«.