Ana Rosa reflexiona acerca de la cobertura mediática de la pandemia:

La T.V. se ha transformado en un medio esencial para intentar desentrañar una situación tan difícil como la provocada por la pandemia de coronavirus. No obstante, tras ser testigos de las imágenes de aglomeraciones en el arranque de la desescalada en España, ha emergido el discute que pone en lona de juicio si los medios deberían haber mostrado las consecuencias más crudas del brote de COVID-19, y una de las voces más autorizadas se ha pronunciado a este respecto.

Durante una conexión en riguroso directo con la Barceloneta, que proseguía reuniendo a ciudadanos en la mañana del siete de mayo, Ana Rosa Quintana ha cargado contra las personas que infringen las limitaciones impuestas por el Gobierno: «No comprenden el significado de la libertad y la responsabilidad, mas en frente de eso hay centenares de miles de personas cumpliendo rigurosamente por su salud y la del resto.»

«¿Son ciudadanos más libres que los que están en su casa y no salen cuando no deben? Son ciudadanos más egoístas, eso seguro, que luego vuelven a su casa, donde viven con otras personas,» agregaba la comunicadora de ‘El programa de Ana Rosa’, arrancando una reflexión sobre la responsabilidad de los medios: «¿Igual hemos pecado los medios de comunicación, la primera, de no haber puesto las imágenes más crudas? Porque a lo mejor estos chicos no han visto a jóvenes como intubados en la UCI.»

¿Error extendido?

Por último, la veterana cronista añadía un «igual nos hemos equivocado» como autocrítica, subrayada por la siguiente intervención de Patricia Pardo. «Estoy conforme con que tal vez hemos edulcorado la realidad. No creo que sea sensacionalista enseñar las imágenes de los ataúdes por el hecho de que es la realidad, es lo que sucede,» apuntaba la cooperadora, golpeando asimismo a quienes se brincan las normas: «Hay gente que precisa cierto alarmismo para percatarse de que esto es muy grave y depende de todos