Ana Rosa Quintana critica las aglomeraciones en la manifestación de Madrid por la muerte de George Floyd

La muerte de George Floyd a manos de un agente de la ley blanco en Mineápolis, aplastándole el cuello tras detenerle por presuntamente haber entregado un billete falso en una tienda, ha liberado una genuina revuelta social en todo el planeta. El movimiento social «Black Lives Matter» ha vuelto a reaparecer con más fuerza que jamás para denunciar el racismo que prosigue existiendo en todo el planeta hoy. Por ello, este domingo siete de junio se organizó en Madrid una concentración en frente de la embajada de Estados Unidos en la capital, que la Delegación de Gobierno autorizó puesto que la pretensión era que solo participasen 200 personas. El inconveniente vino cuando allá se unieron más de tres.000 personas y la concentración se convirtió en una manifestación que pasó aun por Puerta de Alcalá y llegó a Puerta del Sol.

Las imágenes han sido fuertemente criticados por muchos puesto que estiman que no se respetaron las reglas sanitarias impuestas en un Estado de Alarma como el que nos hallamos hoy por el coronavirus. Precisamente de ello ha querido charlar Ana Rosa Quintana en ‘El programa de Ana Rosa’ este lunes ocho de junio. La comunicadora ha arrancado la entrega del magacín aseverando que «no era el instante ni lo adecuado para las aglomeraciones masivas que vimos el día de ayer, de la misma manera que las caceroladas (…) partiendo que condenamos totalmente el atroz asesinato de George Floyd». La cronista ha querido advertir que hoy «el peligro es real» y ha recordado que «seguimos luchando contra un enemigo invisible» como es el COVID-19.

«No se mantuvo la distancia social»

La comunicadora se ha reafirmado en este alegato en el discute siguiente con los cronistas Eduardo Inda y Ana Terradillos. Ana Rosa ha recordado que «no se mantuvo la distancia social y en algunos casos no se llevaba ni mascarilla» si bien sí ha querido justificar el papel de los organizadores: «Es verdad que los convocantes hicieron todo lo posible para que hubiese distancia pero es que iban a ir 200 personas y al final fueron 3.000». Por su parte, Ana Terradillos ha secundado a su compañera y ha recordado que en un caso como el que se vivió en Madrid este domingo «todavía es más complicado el mantener la distancia social ya que era una concentración frente a un edificio en el que uno está parado». Además, ha explicado que hoy la Delegación del Gobierno en Madrid ya estudia el caso para poder ver si se han cumplido las reglas.

La crítica de Eduardo Inda

Por su parte, Eduardo Inda ha seguido su tónica frecuente y no ha dudado en criticar fuertemente a los medios por el tratamiento mediático de la concentración. «El pollo que montaron ciertos por las concentraciones en Núñez de Balboa o bien Alcorcón (…) por el hecho de que no se cumplía la distancia, conforme afirmaban ciertos medios progres, y ahora bien calladitos». Terradillos ha rebatido el alegato de Inda aseverando que la nueva sí se ha tratado en la mayor parte de medios digitales y prensa escrita y este ha rectificado (sutilmente), diciendo que «si hay críticas, están bien ocultas, en pequeño, a fin de que no se apreciase mucho. Además, el cronista no ha dudado en cargar contra ciertos participantes de la manifestación por el motivo de la manifestación en España: «En Estados Unidos es lógico que se manifiesten (…) por el episodio de atrocidad que ha supuesto la muerte de este hombre por el hecho de que en Estados Unidos la policía actúa con mucha violencia (…) mas hacer esto en España cuando se da a comprender que la policía de España actúa igual, cuando la policía actúa de forma muy proporcionada y sensible (…) me semeja excesivo».