Ana Rosa Quintana y Susanna Griso ya tienen fecha para irse de vacaciones

El verano ya ha llegado y con él empieza la temporada veraniega. Aunque será un verano muy atípico por la crisis del coronavirus, los formatos en riguroso directo dan paso a sus sucesores a fin de que de esta manera los comunicadores puedan irse y recargar pilas de cara a la época 2020/21. Entre todos , Ana Rosa Quintana y Susanna Griso ya saben en qué momento empezarán sus vacaciones.

De las 2, la primera en comenzar sus vacaciones va a ser Ana Rosa Quintana. La madrileña va a dar por finalizada la época de ‘El programa de Ana Rosa’ el 26 de junio, de forma que, desde el lunes 29, Ana Terradillos, Patricia Pardo y Joaquín Prat se van a quedar al frente del programa, repartiéndose las distintas secciones. En el caso de Susanna Griso, esta va a marchar después. La catalana continuará en ‘Espejo público’ hasta el 10 de julio, con lo que hasta el día 13 no vamos a ver a Lorena García reemplazarla, tal como cuenta Ecoteuve.

Quien sí que se sostendrá todo el verano al pie del cañón es Diego Losada. El actual comunicador de ‘La mañana’ desde el instante en que María Casado se fuera permanecerá toda la etapa estival en la franja matinal de la pública. No va a ser hasta septiembre cuando se vaya, instante en el que Mónica López se va a hacer cargo del espacio que reemplazará el hueco que quede libre.

Ana Rosa Quintana hace balance

La actualidad ha estado más presente que jamás a lo largo de esta temporada. El coronavirus ha copado, y prosigue haciéndolo, la agenda informativa y los magazines de la mañana se han ocupado de sostener a los espectadores actualizados con la última hora. Antes de irse de vacaciones, Quintana ha valorado de qué forma han sido estos últimos meses: «Con prácticamente 40 años de profesión, esta ha sido la época más dura de mi vida profesional. En ocasiones se me quebraba la voz».

«Hemos estado a pie de calle, al lado de la gente; hemos ofrecido momentos de esperanza y hemos sido testigos del tesón y la generosidad de los sanitarios, los aplausos y la responsabilidad ciudadana», recuerda, asegurando que siempre y en toda circunstancia ha intentado ofrecer «el lado más humano de esta pandemia«. La veterana comunicadora comenta que han vivido instantes muy duros: «Nos hemos tenido que reinventar porque todo eran incertidumbres: arrancábamos el programa pendientes de las cifras de los fallecidos que no paraban de crecer, de las novedades del Gobierno que cambiaban nuestros hábitos de vida, preocupados por la salud de los compañeros y compartiendo el dolor de esas familias que estaban desconsoladas». Sin embargo, asevera que en el momento en que la cámara se encendía «estaba ahí tratando de sobreponerme a todas y cada una esas situaciones«.