Andrea Sanchis, reportera de Telecinco, responde a los manifestantes que la tocan e insultan

La desescalada aún no se ha producido en todo el país y ya hay conjuntos de poder impulsando manifestaciones y quejas contra la administración que el Gobierno ha llevado a cabo a lo largo de la crisis del coronavirus. Alén de incrementar la tensión en la sociedad en uno de los instantes en que menos se precisa la crispación, muchos de los que intervienen en estas concentraciones, caceroladas y escraches lo hacen sin respetar la distancia recomendada para eludir posibles contagios.

La cronista Andrea Sanchis, de ‘Informativos Telecinco’, ha lanzado un concluyentes mensaje a quienes infringen las medidas sanitarias en las manifestaciones. La reportera ha estado cubriendo las concentraciones y, específicamente, este miércoles padecía en Valencia las infracciones de un elevado número de personas, vestidas con su bandera de España y cacerolas. «Se ha visto alguna bandera preconstitucional (…) mientras la Policía les pedía que guardaran la distancia social», notificaba a Pedro Piqueras en riguroso directo.

Poco tras la conexión, Sanchis usaba sus redes sociales para contestar a todos aquellos infractores con los que se había cruzado a lo largo de su trabajo. «No llevo un par de meses sin abrazar a mi familia a fin de que decidas, bandera en mano, tocarme y también insultarme«, escribía, agregando con firmeza: «Estoy trabajando. Y tú jugando con la salud de todos». El tuit recibía los aplausos virtuales de muchos usuarios, estupefactos ante la carencia de civismo de los últimos días.

Más reporteros increpados

El acoso sufrido por la reportera de ‘Informativos Telecinco’ no es un caso apartado en las manifestaciones que se suceden en los últimos días por múltiples urbes españolas, y que son avaladas por partidos de derecha. Fabián Pérez, compañero de Mediaset España, fue reprendido este domingo mientras que efectuaba su cobertura para el programa ‘Todo es mentira’. RTVE, mediante diferentes departamentos y de la propia directiva, asimismo ha denunciado el acoso sufrido por múltiples de sus trabajadores que se hallaban en las manifestaciones del madrileño distrito de Salamanca y en la urbe de Zaragoza y ha recordado que el deber de informar es uno de los pilares básicos de toda democracia.