Ángela, la mujer de Mainat, reaparece para dar cruasanes a los periodistas de 'Ya es mediodía' y 'Sálvame'

Cuando creíamos que el «caso Mainat» que ha surgido ha raíz del intento de homicidio al productor Josep Maria Mainat a manos de su mujer Ángela Dobrowolski no iba a dar más giros, la historia nos ha vuelto a sorprender. Una vez más, el formato ‘Ya es mediodía’ ha sido el espacio en el que se ha vivido una suceso surrealista que sin duda ha vuelto a dejar a los espectadores de Telecinco con la boca abierta y es que para sorpresa de todos, Ángela, la mujer de Mainat, ha querido salir a cuchichear con la prensa aunque aceptablemente seguro que nadie esperaba lo que ha hecho al encontrarse con los reporteros.

En la entrada del hogar de los Mainat se encontraban este jueves 8 de octubre los reporteros Marc Calderó de ‘Ya es mediodía’ y Raúl Triguero de ‘Sálvame’. Estando los dos haciendo pelotón ha llegado un coche en el que se encontraba Ángela, que para intentar advenir desapercibida llevaba una peluca blanca, anteojos de sol y tenía puesta la mascarilla obligatoria por la pandemia del coronavirus. Pocos minutos a posteriori de entrar a su casa, la mujer ha decidido salir a ver a los periodistas y lo ha hecho con un plato en el que había cinco cruasanes de chocolate para ellos.

Dobrowolski les ha dicho entonces que les traía comida ya que estos llevaban varios días haciendo pelotón en esa puerta, poco que sin duda ha dejado a los dos completamente impactados. La mujer no ha querido contestar casi nada a ninguna pregunta pero sí ha sido protagonista del momento más surrealista del día en televisión. De ello ha hablado el propio Calderó en una conexión con Sonsoles Ónega en ‘Ya es mediodía’ en la que adicionalmente ha confesado no haberse comido ningún cruasán «ya que estamos en plena pandemia».

Calderó, completamente impactado

Paralelamente, el periodista catalán ha explicado que «de cerca ella me ha sorprendido muchísimo». «Mira que hacemos entrevistas en este software, pero hacía sobrado tiempo que no vivía una situación tan surrealista y menos en medio de este caso que al final es profundo ya que hay un supuesto intento de homicidio», ha seguido explicado, totalmente atónito de lo que había vivido minutos antaño. Este no entiendeque «la persona que está en el punto de mira, salga para romper su silencio delante las cámaras y lo haga con un plato con cinco cruasanes«. El periodista ha contado que por ejemplo, le han preguntado a Ángela la razón por la que este jueves se ha desplazado a la Ciudad de la Neutralidad, pero esta ha optado por dar la callada por respuesta y se ha constreñido a opinar: «¿Por qué cuchichear si se puede engullir?».