Antía buscaba a un «cani sin futuro» y a la abuela de Álvaro no le gustaba que fuese gallega: «Tienen muy mala follá»


La cita entre Antía y Álvaro es de las que dejan huella. Ella llegó con unas ideas muy claras… para sorpresa de la mayoría: quería a un «cani sin futuro». Para su desgracia, Álvaro había dejado atrás a su abuela. Es más, él también se sorprendió muchísimo. Tanto que hasta llamó a su abuela para preguntarle qué pensaba: su cita «solo buscaba un rollo» y no le parecía mal que le «pusiesen los cuernos».

A ella le gustan los «chicos que rompen la ley» y pensó que con Álvaro tal vez habría suerte, ya que de buenas le pareció muy atractivo. No le gustaba su forma de vestir: «Me gustan los chicos que visten más básica o rollo cani», explicó ella. Álvaro, por su parte, declaró que él estilo «básico» de Antía tampoco le atraía.

Lo que le ha terminado de romper del todo ha sido cuando ella ha dicho que si su pareja se iba con otra persona, pero solo era algo sexual, no le parecía mal. Esto lo ha confirmado cuando ella se ha reído al descubrir que su ex le dejó «por su mejor amigo y con unos billetes a París». Pese a todo, han seguido charlando, descubriendo sus gustos, pasatiempos, etc.

Una cita con muchos momentos muy singulares

Sobre el tema de viajar, ella ha querido saber si conocía el norte, pero no hubo suerte. Si coincidieron en el tema de Tenerife, ya ella vivió allí un tiempo y él… «Tengo unos amigos que son de Tenerife y ahora vamos a Mallorca, que está al lado», dijo, para sorpresa de ella, ya que ambas ciudades no están precisamente cerca.

Lo siguiente, que ha dejado ya la puntilla, ha sido la llamada que le ha hecho Álvaro a su abuela en el baño. Lo curioso es que a ella no le importaba cómo sentía las relaciones, su forma de ser, etc. No. Lo que no le ha gustado era que fuese gallega. «Ay, ay… Niño, niño que la gente de allí tiene muy mala follá».

Al final, entre una cosa y otra, la cita no ha ido mucho más allá y, aunque se han caído bien, no han sentido que estuviesen hechos el uno para el otro.



Source link

Deja un comentario