Antonio Canales contradice a Rocío Carrasco y sigue negando conocer a Fidel Albiac

Hace unas semanas, Antonio Canales protagonizó un polémico momento al servirse unas nominaciones de ‘Supervivientes’ para aclarar la supuesta relación de naturalidad que le uniría con Fidel Albiac, el marido de Rocío Carrasco. El bailaor entonces aseguró que, a pesar de que se conocen de toda la vida, Fidel sólo habría estado en su casa en tres ocasiones, una traducción que choca de pleno con lo que contó la hija de Rocío Cuerpo en la serie documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Por esa razón, muchos estaban esperando a que Canales abandonase los Cayos Cochinos para volviese a conversar sobre el asunto, pero no ha hecho yerro que llegase a España ya que ‘Supervivientes: Última hora’ ha conectado en directo con el bailaor que aún se encuentra en Honduras y éste ha podido objetar a las preguntas de los colaboradores del software, entre los que se encontraba la periodista Enredo Rodríguez, amiga de Rocío Carrasco.

Canales empezó la conexión afirmando que ciertas cosas se habían sacado de contexto. «Hay cosas que se sacan de contexto. «Ni yo soy un traidor, ni he mentido en ningún momento. Rociíto y el chiquillo sí que estuvieron en mi casa. Soy amigo de la comunidad de Fidel de toda la vida, su causa la Chica, la mamá de Fidel trabaja en el hospital y el tío de Fidel es como mi compadre y yo soy su padrino de dos hijos suyos. Pero Fidel ha estado en mi casa tres veces«, afirmó el ex-superviviente.

Una traducción con muchas fisuras

«Todo lo que cuenta Rocío es mentira. Si quieren, que se sienten delante de mí Rocío y Fidel y me digan cuántas veces ha dormido en mi casa o cuantas veces ha comido en mi casa», reiteró Canales. Sin bloqueo, cuando Jorge Javier Vázquez señaló que Mónica, su defensora en plató, había afirmado que Fidel había estado en casa de Canales unos vigésimo días, el bailaor matizó su comentario: «Estuvo unos días que Rociíto me lo pidió porque ella se quedaba en el hospital. Estuvo varios días viniendo, pero en mi casa no llegó a reposar. Puede ser que estuviera mientras yo estaba fuera».

El recién expulsado todavía quiso aclarar que no había firmado ninguna alianza con Olga para divulgar un mensaje en valimiento de su marido. «A mí Olga no me ha manipulado, no la conocía de falta. Con Antonio David he hablado una vez. No me tengo que posicionar en ningún costado. Soy un hombre con palabra sincera y no voy a echar mierda ni tonterías a asuntos en los que no me tengo que posicionar. Esta es la verdad, que puede calar al firmamento y no la voy a variar», defendió Canales.