Ares Teixidó visita 'Sálvame' temblando y acusa al programa de hacerle una encerrona para hablar de Bustamante

Para sorpresa de los espectadores, Ares Teixidó decidió pisar por primera vez el plató de ‘Sálvame’ durante la tarde del 23 de febrero. La tensión se notó desde el primer momento, de hecho, la forma en la que Jorge Javier Vázquez presentó a la catalana no eran precisamente alentadoras: «¡Pues las relaciones entre Ares y este software han sido pichí pichá!».

Asaz perdida y muy nerviosa, la que fuera concursante de ‘Gran Hermano VIP 3’ confesó haberse cuestionado su amparo al software: «¿Qué hago aquí?«, dijo encajado antaño de explicar que sentía una sensación que le inquieta. Sin secuestro, una vez tomó asiento en medio del plató, comenzó a relatar los problemas de vigor que ha sufrido en el pasado: diabetes y una depresión.

Uno de los desencadenantes de esa mala etapa tuvo que ver con el reality en el que compartió casa con Tumulto Esteban: «No supe resolver lo que morapio luego«, sentenció. La sensación de fragilidad que transmite Teixidó se pudo palpar a través de la televisión: «Hiciese lo que hiciese estaba mal, pensé con el silencio todo se disiparía antaño», prosiguió exponiendo.

Su relación con Bustamante, el inicio del conflicto

Sin secuestro, la tensión comenzó a apoderarse del plató cuando ‘Sálvame’ quiso tocar el tema de su relación con David Bustamante. Los colaboradores no paraban de preguntar a Teixidó desde los dos lados del plató mientras no daba a rústico a dar explicaciones, poco que llegó a catalogar como una «encerrona»: «Que yo entiendo que no tiene ningún interés esto en ‘Sálvame’, pero me habéis llamado», afirma la periodista para, encajado a posteriori, divulgar una pullita al espacio: «Ya me parecía raro reunir los conceptos amabilidad y ‘Sálvame'».