Antes del amanecer por el Camino de Santiago

«No se puede explicar; no se puede contar. Impracticable el momento, no se puede detener. Moroso, el Camino me apasionamiento, desandado la trama, navegando en el tiempo». Esto es lo que cantan Iván Ferreiro y Andrés Suárez en «Caminantes», el tema principal de la serie ‘3 caminos’, una serie de ocho episodios que Amazon Prime Video estrena el viernes 22 de enero. Dirigida por Norberto López Amado e Iñaki Mercero, en ella conocemos a cinco personajes que han arrancado en solitario, y por distintos motivos, el Camino de Santiago. Tras varios encuentros casuales, deciden continuar su peregrinaje juntos, siendo este el principio de unas vivencias que ni podían imaginar en un inicio.

El Camino de Santiago no es solo un camino como nos demuestran en la serie. Quien lo haya hecho lo entenderá y quien no, tratará de hacerlo, pero lo que está seguro es que le entrarán ganas de planear ya su huida. Por lo que cuentan los que lo han represión, lo que consigue el Camino es único. El regalo que nos hace esta serie es que podamos disfrutarlo en todo su esplendor desde el sofá de nuestra casa.

Álex González, Verónica Echegui, Anna Schimrigk, Andrea Bosca y Alberto Jo Lee interpretan a los cinco protagonistas de esta historia, siendo cada uno de los personajes de una país distinta y en cuyas vidas nos adentramos para ir conociendo todos los detalles de su personalidad y seremos testigos de cómo crecen y de cómo se aceptan a ellos mismos.

Ellos son Roberto (González), un mexicano que carga con dos culpas: la homicidio de una doctora a quien no pudo liberar como bombero y su ruptura sentimental; Raquel (Echegui), una española alegre que se deja admitir por la vida, tomando en ocasiones decisiones siguiendo sus impulsos; Jana (Schimrigk), una alemana anarquista y antisistema que vive todo desde la furia con su aspecto agresivo; Luca (Bosca) un italiano de grupo humilde que con trapicheos consiguió mezclarse con la clase inscripción; y Yoon soo (Jo Lee), un coreano que recorre el camino tras hacer el servicio marcial obligatorio, bajo el control de su padre. A ellos se les suma Úrsula (Cecilia Suárez), en un papel más pequeño, pero muy conexo a uno de los anteriores.

Una serie de personajes, sin prisas

Y es que en presencia de todo, ‘3 caminos’ es una serie de personajes. Son ellos los que llevan a angla la serie, son sus decisiones y sus relaciones las que mueven la fuerza de esta narración. Y encima, se nos ofrece sin prisas. No quiere sostener que sea una serie lenta, pero sí que se permite respirar, dejar que el espectador repose todas emociones, pues al fin y al angla, este se convierte en uno más de la pandilla que les acompaña siendo informante de todo.

En esta serie nos vamos a encontrar tres Caminos: el que recorre el orden en el año 2000, el que se reencuentra en el 2006 y el que vuelve a unirse en el 2021, Año Xacobeo, brindando un homenaje a todo lo que significa el Camino de Santiago. En estas tres etapas, nadie de los protagonistas es igual a la etapa precedente. Todos evolucionan de una modo tremenda y, en muchos de los casos, el peregrinaje ha tenido mucho que ver en estos cambios.

A través de estos Caminos, todos evolucionan y maduran cambiando en gran medida sus personalidades. Los personajes reflexionan durante sus recorridos sobre el paso del tiempo, sobre los sueños que tuvieron y que se rompieron, sobre las historias de pareja que no siempre son como imaginamos y sobre las amigos para toda la vida que pueden aparecer cuando menos lo esperamos.

Linklater por Santiago

Y de eso va ‘3 caminos’. De la vida. De la vida y del paso del tiempo. Manteniendo las distancias, en esta producción podemos encontrar similitudes con la trilogía de Richard Linklater, «Ayer del…». Mientras que en las películas vemos cómo una pareja se conoce en la primera de ellas, cómo se reencuentra primaveras posteriormente en la segunda y cómo la relación podría irse a pique en la tercera -y todo ello mientras pasean por Viena, París o Atenas-, la serie podría succionar mucho de esto. Vale, aquí es un orden de cinco y sus paseos siempre son por el Camino, pero al final nos están mostrando cómo tanto ellos individualmente como sus relaciones con el resto van cambiando a lo holgado de los primaveras, mostrándonoslo sobre todo en tres fases esencia.

¿Podría favor ‘3 Caminos más’? ¿Por qué no? Este tesina nace con la intención de patrocinar el Año Xacobeo, pero eso no impide que más delante podamos ver cómo se reencuentran, por cuarta, finca y sexta vez a esta pandilla a la que tan admisiblemente hemos conocido en estos ocho capítulos. Incluso nos permite descubrir infinidad de paisajes que tenemos en España, porque viendo esta serie se respira la paz que nos da estar envueltos en la naturaleza oliendo a tierra mojada. Y es que esta ficción postura al 100% por escenarios naturales, casi todos ellos en exteriores, pasando por miles de localizaciones donde.

Esta serie pide sí o sí que la veas en VO

Sin entrar en el debate de si las series es mejor verlas dobladas o en traducción innovador, sí que es cierto que ‘3 caminos’ es importante verla en VO por una clara razón: cada personaje palabra su idioma y, en ocasiones, hablan inglés entre ellos. Parte del distracción de la serie y de sus diálogos reside en esta variedad y si la vemos doblada solo conseguiremos que algunas escenas tan pronto como se entiendan y carezcan de sentido al escucharlas en un mismo idioma. Al Camino va parentela de todos los rincones del mundo, y si nuestra modo de hacerlo es a través del sofá, démonos el satisfacción de hacerlo escuchando castellano, inglés, coreano, teutón, italiano, francés y portugués.