Barei, destrozada tras la muerte de su prima de 14 años en un accidente en un campamento

La familia de Bárbara Reyzábal, más famosa como Barei, se ha visto sacudida este fin de semana por una trágica nueva. La prima de la vocalista murió ahogada en el río en Trescares, en Penamellera Alta (Asturias), tras volcarse la canoa que manejaba al lado de otra compañera, conforme ha informado La Voz de Asturias.

La representante de España en el Festival de Eurovisión 2017 ha trasmitido su dolor por medio de un vídeo en Instagram. «Hola familia, os hago este vídeo para deciros que si no he estado muy activa en las redes sociales estos días es por algo que muchos ya sabéis y me preguntáis. Hemos sufrido una desgracia en la familia, la muerte de la hija de mi primo en un accidente en canoa en un campamento de verano«, ha detallado.

Muy perjudicada, Barei ha lamentado el adiós tan temprano de su familiar. «La muerte siempre y en todo momento duele mas cuando es en estas circunstancias y con estas edades, el dolor es inmenso. No me quiero imaginar, ahora que soy madre y siento las cosas de forma diferente, el dolor que deben estar pasando. Supongo que solo con el tiempo van a poder, de alguna forma, hacerlo soportable del dolor, vivir con esto. Tiene 2 hijos por los que deben proseguir viviendo y salir adelante, mas estas noticias te rompen en 2″, meditaba.

Barei asimismo deseó dar las gracias las muestras de cariño de sus seguidores. «Muchas gracias por el cariño que me estáis mandando y dejaros un texto que escribió mi hermana y que no podría delimitar mejor lo que es vivir. En mi familia hemos aprendido a vivir con la muerte cerca, son una parte de los mismo la vida y muerte. Desde que mi padre murió cuando tenía un año y pico, han sido tantas pérdidas de tanta gente querida y tantos familiares que creíamos que el cupo ya estaba cubierto, que no podía haber algo más trágico, mas sí. Con 14 años duele más que a cualquier otra. Ojalá Ana esté bien donde esté, y viva en paz. Gracias», zanjaba como despedida.

Sin cobertura y con bastante difícil acceso

La joven Ana Reyzábal Rus pasaba unos días de campamento en la localidad cantabria de Comillas. Según recoge La Voz de Asturias, y otros veinte adolescentes empezaron el descenso del Cares a las 16:00 h, bajo la tutela de 4 monitores. Dos horas después, la canoa biplaza volcó en una zona de rocas y rápidos.

Tras el accidente, las dos salieron despedidas y quedaron sumergidas. Solo una de ellas salió a flote. Un monitor se quedó en la zona, mientras que el resto siguieron el descenso con el resto del conjunto. Allí pudieron avisar a Emergencias unos 50 minutos despuñes, puesto que en la zona del accidente no había cobertura móvil. Pasadas las 20:00 h, un monitor halló el cuerpo de la joven entre unas rocas, mas no era posible extraerlo a la superficie.

Fue precisa la intervención del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y del Grupo Rescate y también Intervención en Montaña (GREIM), puesto que la zona del río está rodeada de montañas. Dada el complejo acceso, los agentes montaron una línea de vida para descender con seguridad hasta el río y una tirolina de ribera a ribera, como pasamano para los buzos frente a la fuerte corriente del río. Finalmente, 2 miembros del GEAS llegaron al sitio donde se hallaba el cadáver y consiguieron extraerlo.