Brays Efe denuncia que los showrooms apenas tengan ropa de su talla y enumera situaciones incómodas

Brays Efe ha estallado contra poco que le lleva hirviendo la cepa varios abriles ya: Siempre que hace promoción de cualquier plan donde hay una sesión de fotos, él es el único de sus compañeros que no tiene varias prendas entre las que nominar porque, según le dicen, no encuentran ropa de su talla. Y esto no solo ha ocurrido una vez, sino que es poco usual tal y como ha contado en un hilo de Twitter.

El actor ha ido comentando distintos hechos dando todo abundancia de detalles, y ha comenzado recordando que «el Haarper’s Bazaar de junio (creo) 2018 haciendo promo de ‘Paquita Salas’ fue la primera revista en la que salía que no me compré. Una fea experiencia. Otra más. Nadie se da cuenta, pero nada era mi talla. Nunca lo ha sido, salvo honrosas excepciones», comienza contando. El sucesivo caso que cuenta sucedió en Vogue: «Una chaqueta abierta, porque no cierra. O el único pantalón que me cabía». Además recuerda que en una sesión para S Moda «rompí el pantalón de Gucci para la portada de Icon y salgo con mis vaqueros de diario«.

Y es que cuando acude a hacerse fotos promocionales siempre se repite una historia similar. «Donde mis compañeros tienen opciones, yo me suelo encontrar una percha con mi ropa», lamenta Efe, quien tiene más ejemplos para seguir exponiendo. «Este año he hecho teatro en el Lara, un libro con Planeta, una serie de HBO y estreno una peli en Netflix con Javier Rey y Verónica Echegui. Este domingo nos hacemos unas fotos los tres, de promoción, y anoche me escribió el estilista diciendo que no ha encontrado pantalones«.

«Si pido mi propia estilista, parezco una diva»

«Supongo que la precariedad del oficio de estilista y el poco tiempo provocan algunas de estas situaciones», entiende el actor que es consciente de la situación: «Lo sé, no tengo una talla de showroom. Pero ya está, ¿no? ¿Cuánto más tiempo tengo que esperar hasta poder exigir a los demás la calidad que yo ofrezco en mi trabajo?». Es por esto que se plantea lo sucesivo: «Si pido mi propia estilista, parezco una diva que pide demasiado. Por supuesto, me da vergüenza y no lo hago, hay temas más importantes en el mundo. Lo sé». Cansado de que se repita esta historia una y otra vez, Bray Efe acaba su hilo de Twitter con el sucesivo mensaje: «A este estilista le he contestado que si no ha encontrado pantalones, que no se preocupe. Que salgo en calzoncillos».