Cambia la mecánica de '¡Ahora caigo!', otorgando más protagonismo al concursante central

A finales de 2020, Carmen Ferreiro, directora de entretenimiento de Atresmedia, confesaba en una entrevista para FormulaTV que podría deber cambios en el concurso más diestro de las tardes de Antena 3: ‘¡Ahora caigo!’. En antena desde 2011 y cuando está cerca de cumplir diez primaveras en emanación, el software presentado por Arturo Valls introduce importantes novedades en su mecánica, como ha precoz Ecoteuve y ha confirmado FormulaTV.

La gran novedad tiene que ver con aumentar la tensión en los últimos minutos del software, una organización que funciona muy aceptablemente en los otros concursos de la tarde de la sujeción, como la artefacto final de ‘¡Prosperidad!’ y el rosco de ‘Pasapalabra’. Así, el concursante central tendrá que resolver una pila de diez preguntas en dos minutos para poder robar el capital que haya acumulado ese día.

Consiga exceder ese contienda o no, el concursante volverá a vivir la posición central en el próximo software como premio por deber tumbado a ocho contrincantes. De esta guisa, el espectador se puede familiarizar con un concursante y crear un vínculo aún más robusto con el formato, como ocurre actualmente con Los Dispersos en el software presentado por Juanra Bonet o con Pablo y Luis en el de Roberto Devoto.

Vuelven los que se quedan sin entretenerse

El concursante central perderá su puesto y caerá por la trampilla si se queda sin comodines y alguno de sus contrincantes le elimina. En todos los programas seguirá habiendo diez rivales entre los que el concursante pueda escoger; pero como siempre son ocho el mayor posible, hay al menos dos que se quedan sin entretenerse. Con la nueva mecánica, estos dos participantes volverán el próximo día para tener su oportunidad de aventajar capital.