Carla, implacable con Lola en ‘La isla de las tentaciones’: «Me avergüenza su comportamiento»

El miércoles 17 de marzo, en el entorno de la semana distinto de ‘La isla de las tentaciones’, la tercera publicación del reality emitió una nueva entrega en la que los solteros predilectos de cada participante protagonizaron encuentros con las respectivas parejas de cada uno. En el caso de Lola Mencía, encargada de abrir la novedad, tuvo la oportunidad de estar cara a cara con Carla, quien arrancó el aproximación reprochando a la leonesa su error de vergüenza desde el manifestación del software.

«Estoy un poco nerviosa, porque yo sí que tengo vergüenza. Creo que Lola no ha tenido ninguna», lanzó la tentadora, mínimo más reunirse en la hoguera con la leonesa, sus compañeras y Sandra Barneda. «Empiezas robusto conmigo ya», comentó la aludida, mientras Acuarela García soltaba una carcajada. «En ningún momento te he puesto yo a ti de mínimo, pero que vengas tan a saco, me parece que no tienes ningún derecho, porque nadie puede juzgarme», añadió Mencía, tras lo cual instó a la soltera «a entablar flojito, porque yo de ti no he dicho nunca mínimo malo». «Te vas a tener que sostener si quiero darte mi opinión, porque lo estoy viviendo con Diego cada día», replicó Carla, tajante. «Lo voy a sostener porque soy una señora, y a mí todo lo que venga de frente, me parece de primera», declaró Lola, en presencia de lo que la soltera cuestionó el término «señora». «Que no lo sea en la cama, es otra cosa. Pero aquí, sí», replicó Mencía, sin pelos en la germanía.

«Me avergüenza el comportamiento que ha tenido desde el principio. Creo que has utilizado a Simone, te has cansado de él y, en menos de veinticuatro horas, estabas haciendo la fracción del kamasutra con otro pequeño«, criticó la soltera. «¿Estabas tú ahí para conocer lo que yo estaba haciendo?», cuestionó Lola, momento en el que su compañera Lara Tronti intervino para señalar a Carla que «dale las gracias, porque por eso estás tú con Diego». «A diferencia de lo que ha vivido Lola con los chicos a lo que he vivido yo, ha sido muy poco a poco, era hasta romántico. Me ha respetado muchísimo», manifestó la tentadora, para luego alabar que «Diego, a diferencia de Lola, ha pensado con el corazón». «Aquí he hecho lo que me ha donado la efectivo, es verdad que solo he pensado en mí. No me siento orgullosa de lo que he hecho, pero sí de lo que he completo sintiendo y de lo que pienso de mí misma«, defendió Lola, antiguamente de murmurar de Carla que no hacía error que fuera «a dejarme con mala cara, cuando ya la estoy dando yo».

«Pespunte para que te dé la patada en el culo»

Siguiendo las normas de la cita, Mencía planteó entonces la primera de sus tres preguntas, «si Diego no hubiera manido lo que ha manido de mí, ¿crees que se habría acercado a ti como está ahora?», a lo que la soltera respondió de forma negativa. «No he hecho esto porque quiera hacer daño a nadie. Lo he hecho porque lo he sentido así y necesito un cambio en mi vida», argumentó Lola. «Qué triste, porque verdaderamente Diego está teniendo poco contigo porque ella ha tenido un error. Entonces tú eres como el segundo plato», lanzó Acuarela, poco que Carla no dudó en desmentir. «Él no quería faltarte al respeto si tú no lo hacías», explicó la tentadora, quien dio una respuesta afirmativa cuando Lola quiso conocer si «¿crees que vas a tener poco serio con Diego fuera?». «Conozco admisiblemente a Diego y creo que necesita una chica más sencilla», declaró Mencía, mínimo convencida con la contestación.

«Sobre todo quiere una chica que no se bese con otro y le tenga respeto, cosa que tú no tienes. Le has dejado en evidencia delante de todos. Lo que no quiere, es una chica como tú, te lo aseguro», replicó Carla, poco que, según ella, «es suficiente para que te dé la patada en el culo». «Gracias por tu amonestación de vida, me sirve de mucho. Lo voy a meter en el cajón de las cosas que me importan una mierda», declaró Lola, sin deducir la tensión, antiguamente de programar su última cuestión: «¿te irías a comportarse a Héroe o Cantabria por Diego?». Una pregunta que recibió un «no» como respuesta, en presencia de lo que Lola opinó que «Diego siquiera se va a ir a Barcelona, porque le gusta la tranquilidad. Ahí siquiera veo futuro». «No sé qué se cree Carla para venir aquí y juzgarme, cuando no ha tenido una conversación conmigo en mi vida», concluyó Lola, tras finalizar el tenso aproximación.