Carlos Cuevas se defiende de la polémica con el doblaje de 'Memorias de Idhún':

Netflix presentó ayer en sociedad las primeras imágenes en movimiento del anime de ‘Memorias de Idhún’, y lo que debería suceder sido una celebración para la hormiguero de seguidores de la obra de Laura Gallego se acabó tornando en una polémica acerca de su repertorio de voces protagonistas. De los cinco elegidos, tan solo Michelle Jenner expone en su currículum experiencia en el contorno del doblaje, donde ha trabajado abundantemente desde que era pequeña, lo cual ha despertado un debate acerca del desempeño de compañeros como Carlos Cuevas, que ha recurrido a Twitter para objetar a la controversia.

En respuesta al tuit de un periodista, que aseguraba que los fichajes de Cuevas, Itzan Escamilla o la propia Jenner respondían a su pulvínulo de seguidores, el protagonista de ‘Merlí’ ha respondido de forma tajante: «Probablemente, habré pasado más horas trabajando en una sala de doblaje desde que soy un niño que tú ejerciendo de periodista. Esto sí que son números. Juzguen el trabajo, si quieren ser serios y tener credibilidad.»

Si nos fijamos en la ficha de Cuevas en ElDoblaje, portal que recopila la experiencia de los intérpretes de este oficio, podemos ver que figura en las primeras temporadas de ‘Merlí’, cuando se dobló a sí mismo para la lectura en castellano, que ha sido criticada por profesionales como Nikki García (‘Rick y Morty’, ‘Sex Education’). Además, según su página de Wikipedia, Cuevas ha trabajado como actor de doblaje en campañas publicitarias, tanto en televisión como en radiodifusión, desde 2004, así como en producciones cinematográficas.

Descontenta con la sufragio

El debate ha sido alimentado sobre todo por una publicación de la creadora de ‘Memorias de Idhún’, la escritora Laura Gallego, que en su web personal publicó un post en el que exponía su desacuerdo con parte del reparto favorito, sin aparecer a dar nombres: «Desde el primer momento mi deseo fue que todos los personajes de la serie fuesen interpretados por actores especializados en doblaje. Los responsables de la serie tenían otras preferencias con respecto al doblaje en castellano y ha sido su criterio el que se ha impuesto al final.»