Chelo García-Cortés se estrena en 'Quiero dinero' quedándose en ropa interior y peleándose con Kiko Hernández

Chelo García-Cortés ha sido la primera colaboradora de ‘Sálvame’ en participar en ‘Quiero cuartos’, la nueva sección del software vespertino de Telecinco para competir en su franja final con ‘Pasapalabra’. El funcionamiento de esta sección es muy sencillo: el tertuliano en cuestión acepta someterse a una serie de desafíos y preguntas comprometidas, que son evaluadas por una máquina capaz de detectar las emociones humanas, para ir consiguiendo cada vez más cuartos.

García-Cortés comenzaba la sección «nerviosa», pero superó los cinco retos que le propuso Jorge Javier Vázquez y se llevó 5.000 euros en una sola hora. El primer desafío al que tuvo que hacer frente la colaboradora fue sisar el baño de caballeros por 100 euros; una tarea que le pareció ligera pese a ser «muy escrupulosa» y no usar nunca cernada en casa. Kiko Matamoros criticó su forma de sisar, pero Chelo hizo caso omiso a los comentarios y aceptó seguir sometiéndose a esta peculiar yincana.

La segunda prueba consistía en someterse a una pregunta que parecía ser muy comprometida, porque solo por aceptar escucharla, la periodista recibiría 400 euros. La exsuperviente siguió alrededor de delante y Jorge Javier le leyó un fragmento del manual que Jesús Locampos y ella escribieron hace unos primaveras, pero la colaboradora no fue capaz de reconocerlo. Fue entonces cuando le preguntaron si era la autora de «Yo acuso» y Chelo respondió convencida que sí, pero matizando que solo había escrito una pequeña parte. Kopérnica, la máquina capaz de analizar las emociones en el rostro de la familia, determinó que mentía porque había detectado «indiferencia» en su rostro.

La tercera prueba era otra pregunta que Chelo incluso aceptó para seguir ganando cuartos. La colaboradora negó que desease que viese la luz una información muy comprometida que podría apurar con la carrera de Kiko Hernández y que ella no se atrevería a dar. El tertuliano se enfadó enormemente al conocer que su compañera no había sido sincera y que sí que quería que esa información fuera pública iniciando una bronca entre entreambos, pero García-Cortés reiteró su respuesta. «Nunca utilizaría cero que le pueda perjudicar, ni a él ni a ningún compañero, esa es la verdad», afirmó tajante.

Muestra su ropa interior y palabra de sus fantasías íntimas

Las dos últimas pruebas eran las más comprometidas, pero la periodista estaba dispuesta a todo y las superó ambas hasta conseguir los 5.000 euros. La cuarta consistía en mostrar su ropa interior y la colaboradora, sin ningún pudor, se bajó los pantalones y dejó a la apariencia unas bragas negras. Por final, García-Cortés tuvo que replicar a una pregunta acerca de su vida sexual. «¿Has hecho el bienquerencia con tu mujer, Marta, pensado en Isabel Pantoja?», quiso conocer Jorge Javier.

«No, no necesito pensar en nadie cuando estoy con mi pareja, tenor un entretenimiento total por ella. Isabel Pantoja no me ha atraído nunca, me gustan rubias», fue la respuesta de Chelo, que se mostró muy segura tal y como dictaminó Kopérnica. La colaboradora estaba diciendo la verdad y se embolsó todo el cuartos que estaba en selección, demostrando que se atreve a todo.