Claudia, de ‘La Isla de las Tentaciones 5’, desvela lo que ocurre detrás de las cámaras


Una de las dudas más recurrentes desde que se estrenó la primera temporada de ‘La Isla de las Tentaciones’ en Telecinco, es conocer lo que ocurre cuando las cámaras no están grabando o aquello que la cadena no llega a emitir. Algunas de ellas las ha respondido Claudia, una de las participantes, a través de un vídeo en su perfil de TikTok.

En las últimas horas, muchos seguidores preguntaron a la ex tronista de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’ acerca de los secretos que se esconden tras las cámaras, como si son ellos los que eligen su vestuario y se peinan o si pueden fumar y dónde se lo permite la organización.

Tal y como ha admitido Claudia, son los propios concursantes quienes escogen la ropa y ellos mismos se maquillan y peinan de cara a las hogueras, ya que explica que no hay equipo de peluquería y maquillaje para ellos. «Las ondas me las hacía Tania y la coleta me ayudaba Laura», confiesa. Eso sí, confesado que desde producción les comentaron, antes de viajar a República Dominicana, aquello que iban a necesitar.

«La ropa es nuestra, nos dan una lista de todo lo que tenemos que llevar, con las temáticas de las fiestas también y luego es verdad que allí nos la intercambiábamos un poco», revela Claudia en uno de sus vídeos en TikTok. De hecho, explica que en la primera gala llevó un vestido de Sara: «Esa hoguera me quería poner el rosa palo que llevaba en la segunda, pero justo Laura llevaba uno blanco y al estar sentadas juntas parecía que llevábamos el mismo vestido».

Más secretos de ‘La Isla de las Tentaciones’

Por otro lado, Claudia desvela que ninguno de los participantes lleva su móvil encima en las tres semanas que están allí y tampoco pueden portar relojes. Todo ello, al parecer, lo custodia el equipo de ‘La Isla de las Tentaciones’, que incluso se encarga de despertar a los concursantes a través de un mensaje por micrófono: «¡Chicas, buenos días, todas arriba!».

También cuenta qué hacen en el tiempo libre, cuando no están grabando hogueras o citas: «Al final de la tarde, los niños se iban a una caseta que hay en Villa Playa para hacer deporte, pero nosotras nos quedábamos cotilleando». Tampoco pueden elegir los menús del día y sólo ven las imágenes que enseñan en las hogueras, por lo que una vez de vuelta en casa, se enteran de muchas otras cosas durante las emisiones de los programas.

Por último, admite que no sabe la ubicación exacta de la Villa de los chicos y que, aunque no pueden fumar en pantalla, sí contaban con un espacio para ello. «Había que ir de uno en uno a un espacio apartado fuera de la playa, donde ya no estuvieran las cámaras», dice Claudia.



Source link

Deja un comentario