El 12 de enero, ‘Sálvame’ comenzó hablando sobre un personaje muy conocido de Telecinco «que ahora se encuentra en la calle pasando escasez«. Kiko Hernández se encargó de presentar la primera parte del espacio donde contó que alguno les había avisado que un insigne estaría en la completa desgracia: «Ha pasado de poblar a todo tren a poblar en la absoluta indigencia», afirmó el colaborador. Unas horas luego, el software desveló cual era el personaje que vivía en semejantes condiciones, Paco Porras.

«Con todo lo que he tenido, ahora soy más escueto que nadie. Estoy sombrío», confesó Porras por teléfono al software días antiguamente de su desaparición. El personaje de ‘Crónicas marcianas’ afirmó que no tenía trabajo y que la receta necesaria para su problema de corazón era muy costosa: «No tengo ni para las medicinas». Por si fuera poco, el insigne afirmó que le deben hacienda otras celebrities: «Si te dijera nombres de famosos…». La redacción del software recibió el aviso de su amigo, Miguel Ernesto, quien pidió ayuda a ‘Sálvame’ para encontrarlo: «Está en la miseria, se ha dedicado a ir por las iglesias pidiendo ayuda».

«No tiene dónde caerse muerto, muchas veces he llegado a temer por su vida. Paco está desesperado, muy mal, muy nervioso«, afirmó el amigo de Porras en la convocatoria telefónica que hizo al software. A posteriori, Kiko Hernández y el resto de colaboradores contactaron en directo con Ernesto, quien explicó que el cura se encontraba «muy mal, no cobra mínimo, no tiene mínimo». El amigo del insigne afirmó que vivió con él tres primaveras, pero que, actualmente, no sabe dónde está: «Se ha marchado de casa y no me ha dicho mínimo».

El llamada de ‘Sálvame’ para encontrar a Paco Porras

Al inicio del software y con imágenes de la cocaína que ha dejado la riesgo Filomena, ‘Sálvame’ pedía que se encontrase a Paco Porras: «No encuentra refugio en estos días heladores. Las calles cubiertas de cocaína y hielo se han convertido en su hogar y su abismo. Las horas son cruciales. Cuanto más tiempo pase a la intemperie más peligro corre su vida. Vamos a intentar encontrar a este insigne con el que tantas horas de televisión hemos compartido. Queremos que esté a buen recaudo. Solo esperamos que cuando lo encontremos no sea demasiado tarde».