Cuando la televisión china estafó a 'El Hormiguero':

Desde su estreno en el mes de septiembre de 2006, el éxito de ‘El hormiguero’ resulta indiscutible en este país, donde prosigue siendo lo más visto cada día en el access de Antena tres. La fama internacional del formato es tal que ha llegado a múltiples países, como México y Chile, que han elaborado sus versiones abonando el pertinente copyright. Sin embargo, con China no corrieron exactamente la misma suerte.

El productor Jorge Salvador recordó el martes 19 de mayo de qué manera fue aquella negociación con la TV de China. En octubre de 2011, el propio Pablo Motos anunciaba en riguroso directo que la productora siete y acción había vendido los derechos del programa al gigante asiático. «Les fue bien y nos renovaron un segundo año, mas fueron pasando los meses y no teníamos noticias«, reconocía Salvador adelantando lo peor. «Les llamábamos y no contestaban», agregó ya antes de desvelar la estratagema: «Veían el programa de España y lo copiaban. ¿Para qué abonar si podían verlo y copiar?«.

Las semejanzas, más que eso, eran «un plagio bestial», calificó Salvador. «Hablamos con nuestro equipo de abogados, llamamos a China… pero dices ‘China, abogado y copyright’ y se echan a reír», reconoció entre risas, siendo conscientes de que vendieron «dos temporadas e hicieron ocho. Se hace todos los sábados desde hace muchos años y sigue en emisión», confirmó el productor y cocreador del formato.

Los ensayos, uno a uno

Para dar fe del plagio, el equipo mostró imágenes de los ensayos científicos calcados a la versión de España, aun con su Hombre de negro, si bien ahora no forme una parte del espacio de Atresmedia. En cuanto a las pruebas, múltiples ejemplos: si Pablo Motos y Jordi Évole colándose por la ventana de un edificio, el comunicador probaba exactamente la misma aventura en China. Solo una muestra de la táctica de la TV china que en nuestros días sigue.