Dani Rovira anuncia buenas noticias sobre su cáncer:

El cómico y actor Dani Rovira ha vuelto a hacer gracia de su buen sentido del humor para compartir las últimas novedades sobre su estado de sanidad. Desde que anunciara a finales de marzo que le habían detectado un linfoma de Hodgkin, no ha dejado de ser un ejemplo de fuerza y positivismo en presencia de una enfermedad tan dura y compleja como el cáncer que ahora empieza a ver su fin.

El protagonista de «Ocho apellidos vascos» ha publicado en sus redes una foto en la que se le ve con rostro triunfal. «¡Se acabó la quimio! Ocho sesiones y cuatro meses entre pecho y espalda«, celebra en el texto que acompaña a la imagen. El tratamiento le ha dejado secuelas innegables, como «pérdida de pelo, las venas de los brazos duras como bridas y cabeza de hipopótamo (de esta última no me comentaron nada)», bromea en relación a la careta con la que aparece posando.

«Si a alguien más le ha pasado esto, que me escriba, con cuatro que seamos, organizamos un Tragabolas», continúa. Dani Rovira encara ahora «18 sesiones de radioterapia, una cada día» por osadía médica: «Aunque los linfomas han desaparecido, los médicos lo han decidido así por cauterizar y precaución«. Así pues, el actor anuncia que, si todo va admisiblemente, «a mediados de agosto este mal sueño habrá acabado y podré retomar de nuevo ‘la normalidad’, si es que hay algo normal ya en este mundo».

«Me queda la última pantalla del videojuego», afronta con humor, deseando que el tratamiento le acabe poniendo una «cabeza de koala». Dani Rovira agradece el cariño que ha recibido durante estos meses, sobre el que dice fielmente que le está curando: «Ánimo a [email protected] que estáis en la lucha. Tenemos unos médicos y un personal sanitario espectacular en este país. El resto es quererse y dejarse querer». “La vida me sonríe, pero siempre espero que me suelte carcajadas”, concluye, apostando nuevamente por el humor como forma de vida.