David Verdaguer reflexiona en ‘El Hormiguero’ sobre el futuro de su hija: «Elija el trabajo que elija, si ella es feliz, yo seré feliz con ella»


‘El Hormiguero’ ha iniciado una nueva semana con la visita este lunes del actor David Verdaguer, que ha charlado con Pablo Motos de la cinta ‘Reyes contra Santa’, filme que llegó a las salas de cine el pasado viernes, día 18 de noviembre. El intérprete catalán protagoniza junto a Andrés Almeida, Karra Elejalde y Matías Janick una película navideña en la que los Reyes Magos, hartos de que Santa Claus les quite cada vez más protagonismo, han decidido enfrentarse sin saber que esa guerra despertará a un enemigo común mucho más peligroso, el Krampus, que lleva siglos inactivo.

David Verdaguer ha indicado nada más arrancar la entrevista que ya ha visto ‘Reyes contra Santa’ con su hija Lupe, que tiene 5 años. «Se lo ha pasado teta», ha afirmado el gerundense, que ha empezado a contar de qué forma explicó a Lupe que iba a interpretar a Gaspar pero ha acabado hablando de su vello corporal. «Me ayudó mucho. Le dije: ‘A ver Lupe, hago de Gaspar, ¿qué hago?’. Me dejé una barba gigante, tres meses de barba… La barba es mía, parece de mentira, pero es mía. Tengo mucho pelo en la cara», ha apuntado el invitado, lo cual ha generado dudas a Pablo Motos. «Te lo juro que es mía. Tres meses. Es como un asterisco, pero tampoco tengo mucho pelo en el cuerpo, fíjate», ha insistido el ganador del Goya a la mejor interpretación masculina de repartoen 2018, a quien el presentador ha seguido sin creer. «Te lo juro, la barba es mía, no es postiza. Lo que pasa es que no tengo mucho pelo en el cuerpo. A ver, tengo pelo donde toca, pero en el culo por ejemplo no tengo pelo», ha asegurado. «En la raya del culo sí tengo pelo, pero en los cachetes no tengo pelo. Soy un poco melocotón», ha destacado.

«La película es muy buena porque los Reyes Magos tienen cierta envidia a Santa Claus, porque lo peta porque da los regalos antes y a los niños les mola mucho Santa Claus. Tienen un pique, se enfadan mucho, pero al enfadarse surge el Krampus, que es un monstruo que quiere acabar con la Navidad y acaban siendo amigos», ha detallado David Verdaguer sobre el argumento de ‘Reyes contra Santa’. «Es una película para toda la familia. Hay diferentes lecturas y los padres se van a reír de unas cosas, los niños de otras, y es más fantasía que humor, es como un ‘Harry Potter’ a la española. Paco Caballero ha hecho un trabajo increíble y está muy bien la película», ha agregado.

Pablo Motos ha interrogado a David Verdaguer sobre si conoce la causa por la que siempre le dan papeles de triste y le ha preguntado si se ve triste a sí mismo. «Yo creo que no soy triste, yo creo que soy un poco pesimista, pero vitalista. Es decir, yo soy pesimista pero sin dar por saco. Yo tengo mis movidas pero no doy por saco y recurro mucho al humor siempre para salvarme», ha contestado el gerundense, que ha dejado claro que no es pesado cuando le invade el pesimismo: «No soy chapas». No obstante, no ha sabido decir el motivo por el que siempre le dan papeles de triste. «No lo sé, me dan el triste siempre. El del medio de los Chichos, el rey Gaspar, el que no tiene nombre, el otro… Soy el otro», ha admitido haciendo gala de su humor.

David Verdaguer, sin embargo, ha aseverado que la tradición navideña más asentada en Cataluña no es ni Santa Claus ni los Reyes Magos, sino el Tió de Nadal. «Un mes antes de Navidad te llega un tronco a casa o lo coges tú en el bosque y te lo llevas a casa, donde lo tapas con una mantita y le das de comer durante un mes. El día 24 de diciembre le pegas con un palo y el tronco defeca regalos. Y después lo llevas al bosque otra vez o lo quemas. Es biodegradable, es muy ‘eco friendly'», ha comentado David Verdaguer. «Caga regalos, calcetines sobre todo», ha añadido el también cómico.

A continuación, Pablo Motos ha querido departir con David Verdaguer de su faceta como padre y ha hecho referencia a unas declaraciones que hizo en su día Barack Obama en las que decía que cuando uno tiene un hijo es como si le pusieran el corazón por fuera. El conductor de ‘El Hormiguero’ ha querido saber si el actor está de acuerdo con el ex presidente de Estados Unidos. «Me pasa constantemente. Yo la veo en el parque subida y pienso: ‘Se va a matar, se va a caer, se va a partir la boca…’. Yo intentó mantener la calma, pero me ve tan agobiado mi hija que a veces se ha llegado a caer, se ha hecho sangre en la rodilla y me ha calmado ella a mí: ‘No pasa nada papá, éstate tranquilo, no pasa nada, es solo sangre’. Me calma ella a mí de la angustia y la ansiedad que tengo», ha contado el catalán.

La reflexión de David Verdaguer sobre el futuro de su hija

En cuanto a si su hija va a seguir los pasos de sus padres, toda vez que la pareja de David Verdaguer es la actriz María Rodríguez Soto, el gerundense ha mostrado dudas. «No lo tiene claro. Tiene claro que no quiere ser actriz como su madre ni actor como yo. No sé qué quiere ser», ha comentado. «¿Sabes qué me pasa? Cuando no estoy con ella por este oficio que tengo, que a veces tengo que currar mucho fuera de casa y mi pareja también, pienso que es muy importante que vea a sus padres haciendo el trabajo que les gusta, que no todo el mundo puede decir eso. Y yo creo que si mi hija, elija el trabajo que elija, es feliz haciéndolo, yo seré feliz con ella», ha resaltado.

Pablo Motos ha recordado que el primer trabajo de David Verdaguer fue de payaso en Primeras Comuniones y el invitado ha rememorado que en su última visita al programa contó que una vez se rompió el menisco y fue a urgencias vestido de payaso. Asimismo, ha narrado una experiencia personal en la que terminó en urgencias a causa del hipo: «Yo tuve una especie de menstruación, si me permites decirlo así, de hipo. Durante ocho meses, durante cuatro o cinco días cada mes tenía hipo seguido todo el día. Me moría. Solo se me iba actuando, durmiendo y haciendo el amor. Hasta que una vez estuve ocho días con hipo, fui al hospital, me pincharon un relajante muscular muy fuerte, se me dilató todo hasta el punto que estuve a punto de hacerme caca allí, pero desde ese momento no he tenido nunca más hipo».

David Verdaguer ha manifestado que también trabajó de teleoperador, aunque sin mucho éxito. «Me echaron», ha asegurado para sorpresa de Pablo Motos. «Yo por suerte no era el que hacía llamadas, sino el que las recibía, que siempre es mejor porque quieren algo de ti y tú no molestas a la gente. ¿Qué pasaba? Que yo me aburría mucho y hacía voces. Total, que así me divertía un poco, pero llegó una tarde que mi jefa me llamó a su despacho y me preguntó: ‘¿Tú te haces pasar por argentino?’. Y lo le respondí: ‘Bueno, es que me aburro mucho’. Y me dijo: ‘Pues a aburrirte, a tu puta casa’. Y me echó», ha señalado.

El humorista, que el pasado 28 de septiembre cumplió 39 años, también ha desvelado que antes de salir a ligar, veía películas de los hermanos Marx. «Como sabía que quizá no íbamos a acabar en horizontal, pensaba que al menos si no llegaba al orgasmo llegara a la risa. ‘¿Te has corrido? No, pero me he reído’. Me ponía una película y salía con una energía que me hacía estar más rápido y más activo mentalmente, más viendo lo que pasaba. No ligaba pero se reían», ha reconocido David Verdaguer.

David Verdaguer muestra su lado más desconocido con Trancas y Barrancas

Marron, Pablo Motos y David Verdaguer se lanzan una bola de fuego… ¡sin quemarse!



Source link

Deja un comentario