El aprieto de Pedro Piqueras en la conexión de 'Sálvame' con 'Informativos Telecinco'

Sin duda, la llegada de ‘Pasapalabra’ a las tardes de Antena tres ha espoleado a la competencia, comenzando por Telecinco, que día tras día procura desvelar exclusivas en las distintas franjas de ‘Sálvame’. Tanto es conque el pasado lunes 25 la intensidad del discute en el ‘Tomate’ se terminó solapando con el comienzo de ‘Informativos Telecinco 21:00’, lo que dio pie a un instante incómodo y muy comentado en redes sociales que tuvo a Pedro Piqueras como inopinado protagonista.

PIQUERAS QUERIENDO MORIRSE POR RECIBIR LA CONEXIÓN DE SÁLVAME CHILLO pic.twitter.com/9qMyYOJXmA

— #SALVARBRUNO?????????????????? (@milaximenezstan) May 26, 2020

El espacio de Telecinco había cebado a lo largo de toda la tarde la fuente de Lydia Lozano en el conocido caso Ylenia, mas se quedaron sin tiempo. Rozaban las nuevas de la noche y brincaban los rótulos con los agradecimientos cuando Carlota Corredera levantaba la voz para interrumpir la febril discusión entre Antonio Montero y la propia Lozano.

«Perdonadme, compañeros. Mañana este programa se compromete a desvelar la fuente, pero ahora es el momento de la información», apuntaba la comunicadora. Al otro lado, Pedro Piqueras aguardaba paciente, y con cara de circunstancias, para iniciar con el análisis de la actualidad. «Uy, Piqueras, un besito», soltaba Lydia Lozano de fondo, mientras que el comunicador reanudaba el hilo de la información sin tiempo que perder.

La relación de Lydia Lozano y Piqueras

El pasado mes de febrero salió a la luz el pasado común de Pedro Piqueras y Lydia Lozano, cuando la tertuliana de ‘Sálvame’, frente a las acusaciones de ciertos de sus compañeros que ponían en duda que tuviera la carrera de periodismo, aseguró que había hecho la carrera con el reputado comunicador de informativos. El cronista confirmó la versión de Lydia mandando un mensaje a la dirección del programa, aseverando que la recordaba «con perfección de los años que coincidieron en la facultad«, lo que provocó las lágrimas y el agradecimiento de la autora del conocido baile del «chuminero».