El avance del ‘streaming’ en los premios Oscar: ¿el principio del fin del cine tradicional?


Publicado
Actualizado

El modo de consumo de la cultura ya no es el mismo que hace una década. Las plataformas de ‘streaming‘ han arramblado con todo lo conocido hasta entonces y cada vez más servicios irrumpen en el mercado para ofrecer películas y series. Los galardones más codiciados del cine, los premios Oscar, se habían mantenido en su férrea postura de no permitir que cintas ofrecidas solo en televisión participasen, hasta que llegó la covid y lo cambió todo.

La situación sin precedentes vivida a causa de la pandemia obligó a cerrar y paralizar todo tipo de negocios. Entre ellos, las salas de cine, que trataron de mantener sus puertas abiertas hasta que la situación fue insostenible y dejaron de proyectar filmes, con las grandes péridas que ello supuso.

La Academia de Cine de Hollywood establecía entre sus requisitos que las películas que quisiesen optar a alguna ‘estatuilla’ debían ser proyectadas en salas del condado de Los Ángeles -esto está previsto que cambie y se permita también en Nueva York, San Francisco, Chicago, Miami y Atlanta-. Por este motivo, muchos se veían obligados a emitir sus cintas en algún cine del territorio, aunque solo fuese unos días.

Debido a la pandemia, la Academia decidió «de manera temporal» cambiar las reglas y permitir que las películas se pudiesen ver únicamente vía ‘streaming’ por el cierre de las salas. En este contexto, algunas distribuidoras decidieron, incluso, estrenar sus historias solo en la pequeña pantalla, como Disney, que solo las ofrecía en Disney+.

En la actualidad, la compañía de Mickey Mouse ha optado por estrenar sus cintas tanto en cines como en la pequeña pantalla, y otras, como HBO Max han salido beneficiadas tras tomar la decisión de estrenar simultáneamente las cintas de Warner en salas y en televisión.

La decisión de permitir participar a películas que solo se hubiesen visto en plataformas dio un vuelco a las ediciones anteriores, desbancando al cine tradicional.

Los Oscar cambiaron así el panorama audiovisual, algo que no apoyó toda la industria y figuras tan relevantes como Steven Spielberg rechazaron rotundamente. Sin embargo, y aunque esta decisión iba a mantenerse solo y exclusivamente durante la covid, las salas ya recuperaron la normalidad y las productoras han vuelto a su trabajo, la Academia ha mantenido esta normativa, al menos este año.

Este domingo tiene lugar una nueva edición de los premios Oscar, la 94, y también se pueden presentar películas que solo se hayan visto en televisión. Esta decisión dio un vuelco a las ediciones anteriores y después de permitir que gigantes como Netflix, HBO o Amazon optasen a las ‘estatuillas’, arrasaron y desbancaron al cine tradicional.

Nominaciones de plataformas en los premios Oscar

Las nominaciones a los galardones de Hollywood de películas de plataformas no son nuevas. Ya en 2017 Amazon consiguió la primera candidatura para una cinta de estos servicios,Manchester frente al mar (‘Manchester by the Sea’, en inglés). Se emitió también en cines y, con seis nominaciones, se llevó dos ‘estatuillas’ -a mejor actor principal para Casey Affleck y el de mejor guion original-.

‘Manchester frente al mar’ y ‘Mudbound’ fueron nominadas a los premios Oscar

A esta le siguió ‘Mudbound‘, de Dee Rees y Netflix, que se hizo con cuatro nominaciones en la edición de 2018, aunque se fue de vacío.

El gran ‘boom’ -y a la par controversia- del ‘streaming’ llegaría en 2019, cuando el cineasta mexicano Alfonso Cuarón arrasó en las nominaciones a los galardones con un total de 10 gracias a ‘Roma’ (Netflix). Pese a que era considerada una de las favoritas, finalmente se quedó sin el reconocimiento a mejor película.

Cuarón se llevó los Oscar a mejor película de habla no inglesa, a mejor dirección y a mejor fotografía, pero el más codiciado, el de mejor cinta, se lo arrebató ‘Green Book’, de Peter Farrelly. La polémica se desató, ya que muchos consideraron que era una manera de calmar los ánimos en Hollywood, jugar a lo seguro y un intento de blanqueo de la historia de EEUU. Sin ceder al supuesto poder cada vez mayor de las plataformas.

El ‘streaming’ desbanca al cine tradicional

Sin embargo, la corriente en contra de permitir a las plataformas participar en los grandes certámenes no ha cuajado con la pandemia. Tanto en 2021 como en 2022 el ‘streaming’ ha desbancado al cine tradicional.

En el primer año de la pandemia, las plataformas tuvieron récord de nominaciones y solo Netflix se llevó 36. En total, el ‘streaming’ se hizo con nueve premios, siete cayeron en la compañía de Los Gatos (California, EEUU).

Un año después, en la edición de 2022 Netflix vuelve a arrasar, aunque algo menos, quedándose con 27 nominaciones. En concreto, ‘The Power of the Dog‘ (‘El poder del perro’) cuenta con 12. A la compañía de Reed Hastings le siguen Disney+, con 24; Amazon Prime Video, con 12; y Apple TV+, con seis.

Una de las principales críticas contra el gigante Netflix es su manera de hacer campaña de las películas y las ingentes sumas de dinero destinadas a ello.

Así, se plasma una nueva realidad, el avance a pasos agigantados de las plataformas de ‘streaming’ en la industria cinematográfica. Una industria cuyo ala más tradicional teme que esta nueva forma de consumo arrase con la experiencia de ir al cine, con todo lo que ello conlleva: además de la visión romántica de disfrutar de las películas en pantalla grande, se suma el consumo que emerge alrededor de esa experiencia y las pérdidas en taquilla.

Una de las principales críticas contra gigantes como Netflix es su manera de hacer campaña de sus películas y las ingentes sumas de dinero destinadas a ello. Mientras los estudios tradicionales desembolsaban entre cinco y 20 millones de dólares en promocionar películas, la compañía de Reed Hastings manejaba cantidades de 100 millones, según publicó el ‘The Wall Street Journal’. Para ‘Roma’ destinó 50 millones de dólares.

Ahora, la duda reside en qué ocurrirá en la próxima edición y si cumplirán con su premisa de que estos requisitos solo se permitirán durante la pandemia del coronavirus o cederán e irán en contra de quienes consideran, sin equivocarse, que, a día de hoy, Netflix ya es demasiado poderoso.

<!– wp:acf/despiece {
«id»: «block_623d940cd801e»,
«name»: «acf/despiece»,
«data»: {
«title»: «‘CODA’, ¿un nuevo ‘Green Book’?»,
«_title»: «field_61f80d273adbd»,
«content»: «Una de las quinielas de este año es que es probable que la historia de Sian Heder sobre una adolescente oyente con padres sordos, que cuenta la cinta ‘CODA‘, podría ser un nuevo ‘Green Book’ y arrebatar a Netflix el título de esta edición.rnrnPese a que ‘The Power of the Dog‘ cuenta con una docena de nominaciones, colándose en prácticamente todas las categorías, ‘CODA’ arrasó en el festival Sundance y ahora está nominado a tres candidaturas: mejor película, mejor guion adaptado y mejor actor de reparto.rnrnPodría dar la sopresa, además, después de ser comprada por otra de las plataformas del mercado, Apple TV+, que aprovechó el filón del certamen para adquirirla por 25 millones de dólares -la adquisición más cara de la historia del festival-.rnrnPese a esa compra, que ganase ‘CODA’ no alteraría la idea de que se apueste por el cine tradicional, ya que en la industria aún se considera que la compañía de la manzana aún es un actor pequeño en la industria y no es una ‘amenaza’. De hecho, poco tiempo después de que Spielberg cargase contra Netflix, se supo que trabajaría con Apple TV+.rnrnEso sí, parece que el cineasta ha cedido adaptándose a la nueva realidad y, en junio de 2021 firmó un acuerdo con Netflix para producir varias películas al año.rnrn «,
«_content»: «field_61f80d313adbe»
},
«align»: «»,
«mode»: «edit»
} /–>

Dejar un comentario

Ya no se pueden publicar nuevos comentarios en este artículo.





Source link

Deja un comentario