El caso de Georgina, con insultos y heces en el ascensor

Los vecinos del morería de Tres Forques de Valencia no pueden más. Denuncian estar hartos y comportarse con miedo por cómo se comporta una vecina. El agrupación en el que vive Georgina ha pedido ayuda a la televisión y hasta allí se desplazó el miércoles 13 de enero un equipo de ‘Cuatro al día’, dejando claro que la situación es insostenible. El reportero habló con los vecinos de esta señora, de la que aseguran y demuestran con fotografías que les amenaza, que pone chinchetas, que ha roto la puerta del patio de un portazo, mete cenizas y cucarachas en los buzones, hace hogueras en el portal y un sinfín de cosas más.

«En el estado en el que está, cualquier día va a hacer una crueldad», cuenta uno de los vecinos, mientras que otra cuenta un hecho puntual: «M arrancó las quevedos y las estampó contra la puerta de enfrente. Quiso pegarme con una bolsa de botellas y como pesaba no pudo». Mientras Manu Lajarín, el reportero, hace su trabajo, se escuchan gritos de Georgina en los que exclama «¡Asquerosos! ¡Cerdos!», y cómo él dice, se negociación de «una señora que no está perfectamente» y recalca que «no son todos los vecinos contra una persona sino contra una situación a la que ninguna institución pone soluciones».

«Prende fuego a los buzones»

Una de las vecinas reconoce en presencia de la cámara que ha tenido un enfrentamiento con ella minutos antiguamente y se ha tenido que tomar un Diazepan. Pero parece que no pueden hacer mínimo más por el momento. Se han unido todos para pedir ayuda a presencia social y al junta y que la policía acude al edificio 4 o 5 veces al día. «Estamos hasta los ovarios. Aquí no se duerme ni de día ni de indeterminación. No pueden hacer mínimo hasta que ocurra una desgracia, pero ya va a sobrevenir, porque está prendiendo fuego a los buzones», reconoce una de ellas. Adicionalmente, la vecina que se encuentra hablando con el reportero le señala a un punto y le indica que «eso es deposición. Se ha cagado dos días seguidos en el elevador».

Por fin, el reportero muestra una pequeña dormitorio del conversación que ha tenido con ella, que cuenta ser la usufructuaria del pavimento cuyo dueño es su hijo. «Dicen (los vecinos) que tengo un trastorno bipolar. Soy doctora en psicología por la Universidad de Hamburgo», comenta Georgina mínimo más rajar la puerta, que acepta objetar preguntas en presencia de la cámara. «¿Los gritos? Soy de Málaga y allí hablamos así», explica, mientras se preocupa por el estado del reportero, avisándole de que tenga cuidado porque «han puesto grasa y chinchetas». Adicionalmente, niega rotundamente que amenace a sus vecinos, diciendo que eso es «una injuria y una calumnia» y que están todos «compinchados con la policía».

‘El software de Ana Rosa’ se suma al caso

Para seguir conociendo más detalles sobre este caso, ‘El software de Ana Rosa’ incluso se ha desplazado hasta este edificio valenciano y han podido dialogar tranquilamente con Georgina para que cuente su interpretación sobre todos los hechos. Lo primero que ha querido dejar claro es que «aquí hay 28 pisos y mandan 6 porque solo mandan los propietarios. Yo incluso soy propietaria, pero como está a nombre de mi hijo se han enterado, porque la administradora les ha contado historietas que son secreto profesional».

El magazín de Telecinco ha conocido muchos más detalles, como que vive sola y que no se atreve a salir de su casa por lo que le puedan hacer los vecinos: «Me tienen que traer la comida y ya se me ha terminado la comida, porque no me atrevo a salir», cuenta a cámara, reconociendo que «los servicios sociales me pagan hasta los gastos de escalera que les tengo que avalar». Adicionalmente, todo esto lo cuenta sin soltar de la mano su carnet de psicóloga que acredita que el título del que farda existe en sinceridad.

Adicionalmente, se molesta con cómo Ana Rosa Quintana pronuncia su nombre. «¡Y sigue con Georgina (pronunciado ‘Yioryina’), que me llamo Georgina. Nombre de Málaga. Empezamos mal. Mi hermana de Málaga, mi abuela de Euskadi, como le llaman ahora, descendiente de Juan Sebastian el Cano, mi viejo de Sevilla, descendiente de Juan de Rivera. ¡Entérese un poquito!», contó de repente a la presentadora.

«No salen del ‘zorra’, ‘puta’, ‘vieja’ y ‘loca'»

Sin confiscación, ella incluso parece estar harta de sus vecinos: «El elevador día y indeterminación raca, raca, raca, raca; la puerta pla, pla, pla, pla; el timbre raca, raca, raca, raca; los insultos cada vez que paso: zorra, puta, vieja y loca (…) Aquí no salen de las cuatro palabras: zorra, puta, vieja y loca. E indistintamente combinadas «¡Zorra puta!», «¡Vieja loca!»… Es o que me dan a mí. Tú me dices si es cierto que soy una puta, una zorra, una vieja… Bueno, una vieja no me importa que así me fogosidad mi hijo», apunta al final.

Ana Rosa Quintana le intentó hacer ver a Georgina que «si hay seis personas que dicen una cosa y otra sola que dice otra, a lo mejor…». Sin confiscación, no pudo destruir de aseverar la frase, pues fue interrumpida por la vecina: «Otra sola, no. Pregunte a los otros 22 que no pueden atestiguar porque aquí hay muchos inmigrantes y ya sabemos cómo está lo de los papeles». La presentadora no sabía ya como salir del paso, y trató de calmar las cosas diciendo: «A ver si hay paz en esa comunidad», poco que siquiera sentó perfectamente a Georgina: «No, no, aquí no habrá paz. No justice, no peace! No justice, no peace!», gritaba levantanto el puño.

Ha tenido 10 atentados porque es política

Georgina siguió con su reivindicación: «Aquí entran y salen a todas horas, ni respetan el toque de queda. Ahora me han impedido cerrar la puerta con información y como se la dejan abierta aquí entra todo el mundo», lamenta y añade acto seguido: «Yo estoy amenazada de crimen, que ya he tenido 10 atentados porque soy política. No les voy a aseverar de qué partido porque no salgo en la tele. Pero yo soy candidata en el Parlamento Europeo, búsquelo en el BOE, desde 1999. Hablo inglés, germánico, francés, italiano entiendo, valencià si fa equivocación». No obstante, y tras intentar mostrar que es una mujer preparada, lamenta lo futuro: «Llamo al 112 y me dicen que soy una loca y si llamo al 091 ya ni me lo cogen. Me han bloqueado porque desagradable».

Su ONG: «¿Ahora salimos con el parné?»

«Yo trabajo de voluntaria en Inclusa y Refugio desde hace 30 primaveras», se ha puesto a contar durante la entrevista Georgina. «Les aplican la ley de extranjería. Entonces claro, yo en mi casa he tenido hombres viviendo. Claro, solicitantes de orfanato y refugio para que no los deportaran. Entonces soy una puta que tengo un casa de putas. Y así andamos con las interpretaciones. Si pego cuatro gritos, soy una loca», relata para poner ejemplos de lo que tiene que «soportar» de su vecindario.

Ahora está molesta porque por las restricciones no puede delirar a Dakar, donde tiene una ONG. «Quiero marcharme cuanto antiguamente, pero no me deja salir la Escolta Civil». Frente a esta novedad, Ana Rosa Quintana quiso conocer con qué parné sostiene dicha ordenamiento: «Si no tiene para facturas, ¿cómo se va a sustentar una ONG?». «¿Ahora salimos con el parné? Me va a salir con mi capital? Pues con donaciones. Yo pido donaciones a amigos concretas», respondió molesta Georgina.

Los espectadores se acuerdan de las vecinas de ‘Callejeros’

Las Vecinas de Valencia ya se han convertido en historia de la televisión desde que ‘Callejeros’ las descubrió. Miles de espectadores conocen el caso e incluso las frases que dicen Isabel y Vicenta se repiten a diario. Por ello, son muchos los espectadores que al ver el caso de Georgina han contrario bastantes similitudes entre ambas disputas, pues se negociación de mujeres, disputas en un edificio emplazado en Valencia y con amenazas, insultos y heces de por medio.

Vecinas y Valencia. Dos palabras que solo pueden ir de la mano. A la muchedumbre le equivocación la vitamina C de las naranjas de la tierra, que ahora son de china por lo manido. Y así de psiquiatra estamos todos claro.

— Skele (@Sinchancletilla) January 14, 2021

Valencia es la cantera de vecinas marrulleras. 0 dudas.

— Neska (@nes_ka07) January 14, 2021

Que tenemos segunda parte de las vecinas de Valencia en VALENCIA

Las vecinas en Valencia son una FANTASIAAAAAAAAAAAAAAA https://t.co/neK0T4QI2n

— Lus ?? (@Lusilu0) January 14, 2021

ESTOY LIVIN CON EL REMAKE DE LAS VECINAS DE VALENCIA

— laWoodis (@Rauldel318_618) January 14, 2021

Que unas mujeres se han marcao un vecinas de Valencia y no me había enterao

— uco beibi ???? (@AlvaroRanchal) January 14, 2021

Las Vecinas de Valencia 2021 edition https://t.co/IEuWGNeh8q

— Jose Manuel (@jose98hr) January 14, 2021

Las vecinas de valencia siempre dándonos alegrias jajajajaja

— Mave (@Cruelladevil29) January 14, 2021

Menuda remasterización de las vecinas de Valencia

— Fran Antequera (@Fran_Antequera) January 14, 2021