El conmovedor mensaje de Toñi Moreno a Paz Padilla tras la muerte de su marido:

La asesinato de Antonio Juan Vidal, el marido de Paz Padilla, sorprendió en la mañana del 19 de julio a más de uno. La cómica había mantenido silencio en torno a la larga enfermedad que su pareja llevaba sufriendo, compartiendo su dolor con muy pocos. Sin bloqueo, al conocerse la anuncio, las muestras de cariño se sucedieron una tras otra.

Entre los mensajes que le enviaban apoyo a la gaditana se encontraba el de Toñi Moreno, muy amiga suya. La que fuera presentadora de ‘Mujeres y hombres y al contrario’ quiso rememorar las veces que ambas habían hablado de lo verdaderamente importante de la vida: «Amiga Paz, cuántas veces hemos hablado tú y yo de las cosas importantes de la vida, sobre todo a raíz de la pérdida de tu madre y mi padre».

«Hoy la vida nos da su peor versión diciendo adiós a Antonio, el gran amor de tu vida. Eres fuerte, buena, generosa y estás llena de amor y la gente que te admiramos y te queremos te sostendremos para no dejarte caer«, compartía Moreno en una publicación de Instagram que acompañaba por una imagen de la boda de Paz Padilla y Antonio Juan Vidal. «Amiga, no sabes cómo me gustaría ahorrarte este dolor».

El cariño de sus compañeros

Todos aquellos vinculados a Paz Padilla quisieron mandarle todo su bienquerencia en estos momentos tan difíciles. ‘Socialité’, con una María Patiño devastada por la anuncio, dedicaba casi en monopolio su software a tratar la información, hablando con varias personalidades cercanas a la presentadora, como Lydia Lozano, quien no podía evitar reprimir el lloro mientras hablaba, o Gustavo González, a quien en la videollamada se le veía destrozado.

Pero el apoyo igualmente llegó por parte de Mediaset, quien publicó en su cuenta de Twitter «Paz, estamos contigo». ‘La que se avecina’ igualmente le mandaba su apoyo a la andaluza, así como ‘Got Talent España’. Otros como Alberto Caballero compartían una imagen suya en Instagram, mandándole bienquerencia y asegurando que ha demostrado «una entereza y una calidad humana tremenda en unos momentos durísimos«.