El Gordo de la Lotería de Navidad que cambió la vida de este personaje icónico de ‘La que se avecina’


Todos sabemos que el Gordo de la Lotería de Navidad puede cambiar la vida de una persona. Pues bien, esto es lo que le sucedió a Nacho Guerreros, Coque en la mítica serie ‘La que se avecina’ y José María en ‘Aquí no hay quien viva’. El famoso actor fue uno de los españoles agraciados en aquel año, lo cual le permitió cumplir su sueño: dedicarse al mundo de la interpretación.

Todo ocurrió el 22 de diciembre de 2002. Como cada año, ese día tenía lugar el prestigioso y popular Sorteo de la Lotería de Navidad, pero para Nacho no fue un sorteo más puesto que ese día su vida daría un giro de 180º. Su prima le dejó un mensaje en el buzón de voz que provocó un estado de shock en el actor: a sus padres les había tocado el Gordo.

«La resaca duró toda la Navidad. Yo creo que todavía, después de 15 años, eso está allí. Cada 22 de diciembre se recuerda», ha confesado el también escritor. Y es que, el premio tocó en Calahorra, un municipio de La Rioja en el que Nacho había nacido y donde sus padres residían.

Nacho cumplió su sueño

Como le ocurre a la mayoría de personas, es difícil hacer lo que te gusta desde el principio y esto es precisamente lo que le pasó a Nacho. Como el propio intérprete ha dicho en varias ocasiones «esa lotería fue fundamental» para poder dejar de ser camarero y dedicarse a su verdadera pasión.

Gracias a este premio, su padre le pudo dejar un préstamo que le sirvió para comprar los derechos de reproducción de Bent, una obra del estadounidense Martin Sherman. Tras ella, Guerreros fue nominado a mejor actor de teatro ese mismo año, y además consiguió su primer papel en la serie de éxito ‘Aquí no hay quien viva’.



Source link

Deja un comentario