El

Berto Romero visitó el plató de ‘La resistencia’ para promocionar la tercera y última temporada de ‘Mira lo que has hecho’. Sin embargo, como acostumbra a suceder en el programa de David Broncano, la charla terminó discurriendo por los cauces más surrealistas y también inesperados.

Para comenzar, el actor desveló su anécdota más incómoda del confinamiento. Berto pasó múltiples días en solitario con sus hijos y, justo cuando dejaron salir a caminar, un hombre lo abordó a la puerta de su casa. «Tuve una movida con un pavo de esos del 5G, cuando no lo había dicho Miguel Bosé todavía», explicó sobre la polémica del vocalista, que se hizo viral tras alertar del posible perjuicio de esta tecnología para la salud de las personas.

«Me dijo ‘tú lo que tienes que decir en la tele’, mientras se iba acercando y yo le decía que se apartase. Él llevaba otra movida pero mi movida sí que era el virus», recordaba el catalán ya antes de desvelar el mensaje: «Me dijo que aprovechando que nos habían encerrado nos habían puesto unas antenas, pero los chiquillos querían caminar. Al final me engorilé un poco y le dije que a mí no me tenia que parar por la calle a decirme lo que tenía que decir, que si tan claro lo tenía que llamase él a la tele y se preocupase él». La contestación no se la esperaba: «Yo preocupado no estoy, que ya llevo una gorra antiradiación», le espetó el individuo.

«Me enfadé, y él también, se marchó gritando: «¡Yo solo deseaba ponerte sobre aviso!’. Y yo: ‘¡A mí no me debes poner sobre aviso tú de nada!’ Y claro, los pequeños asustados pensando que nos íbamos a pegar», reconocía ante las risas del presentador. «Claro, llevaría la visera forrada de papel de aluminio», apuntó Broncano.

El viajante temporal

Para concluir la entrevista, Jorge Ponce cogió su bajo para entonar la sintonía del «viajante temporal». Lo que Berto no sospechaba que el «hombre desnudo» estaba a puntito de pasar a su lado sobre el sofá. «Esos huevos que te has comido son del siglo XXIII», bromeó Ponce tras el paseo nudista del «viajero».

«No me aguardaba tener una polla a palmo y medio el día de hoy, esto sí que ha sido distancia de seguridad. La nueva normalidad. No lo he visto venir», reconocía Romero con humor, mientras que Broncano recordaba la anécdota de unos minutos antes: «De pronto te han instalado una antena de 5G a la vera de la cara, eh«.