El pasado de Saúl Braco, concursante de 'Love Island', junto a Lola Índigo en el videoclip de

La arribada de ‘Love Island’ a la televisión española ya está generando conversación en la misma mañana que se han hexaedro a conocer los perfiles que concursan en el reality de Atresmedia. Precisamente, ha destacado la figura de Saúl Desnarigado, quien no ha sido cualquiera extraño para algunos fans de Lola Índigo: sus pasados se entrecruzaron con el éxito «Mala cara» de por medio.

Saúl Desnarigado es uno de los participantes de la primera publicación de ‘Love Island España’: maniquí de profesión y con cargo en CAFD, el pequeño no ha parado en su casa desde sus dieciocho abriles. De hecho, su afán viajero le ha llevado a estudiar en Héroe, trabajar en Milán, Ibiza o Malta y, en el interior de nuestras fronteras, en Barcelona y Madrid. Una de estas paradas tuvo seguro que ver con Lola índigo y las escenas musicales que grabaron juntos.

En el videoclip de «Mala cara», se puede ver a un Lola muy desafiante y empoderada que, en ocasiones percha y besa en la cama a un pequeño, mientras los dos están rodeados de una iluminación con tonalidades rojizas. La identidad de ese hombre es la del concursante de ‘Love Island’, quien afirma que «conseguir» le resulta muy viable. El navarro de principio entra en el software con ganas de enamorarse. ¿Contará anécdotas de las grabaciones adjunto a Lola Índigo en la villa?

¿Qué búsqueda Saúl en ‘Love Island’?

Saúl cree férreamente que ha llegado el momento de comenzar una relación y poder hacer una de las cosas que más parece gustarle los domingos: «Peli, edredón, chuches… Y lo que surja», según afirma para el software. No obstante, su espíritu viajero le ha hecho tener muy presente sus orígenes, poco que echa de menos, como la tranquilidad del pequeño pueblo del que es originario.