El protagonista ficticio de 'Normal People' está respondiendo a los correos de los fans

Mientras en España aguardamos a que alguna plataforma se digne a repartirla, ‘Normal People’ se está transformando en uno de los títulos más festejados de esta primavera. La coproducción de Hulu y BBC, basada en la ovacionada novela de Sally Rooney, se estrenó a fines de abril, y desde ese momento ha unido a multitud de fanes a su causa, que han llegado aun a crear una cuenta de Instagram a la cadena de hierro de la que no se aparta Connell, el protagonista masculino de la serie. Y tras esas apasionadas muestras de admiración, el próximo paso de los espectadores ha sido ponerse en contacto de forma directa con el personaje de Paul Mescal.

Esta conexión, como la mayor parte de vínculos establecidos a lo largo del confinamiento a lo largo de la pandemia de coronavirus, ha tenido sitio de forma virtual. Como especifica The Hollywood Reporter, varios fanes han escrito al mail de Connell mostrado en pantalla en una escena del sexto episodio y, para sorpresa de los expedidores, han recibido respuesta del mismísimo personaje. Ese ha sido el caso de Travis Smith, que ha mostrado tanto el correo electrónico mandado como el recibido.

Lo más sorprendente es de qué forma la contestación de Connell sostiene el espíritu del personaje en la serie, haciendo alusión a la agridulce y también intermitente relación que entabla con Marianne durante 12 capítulos. Tanto es conque ante los consejos cariñosos de Travis, esa cuenta le respondía sumergiéndose en la mente del joven irlandés: «Tienes razón. He sido un idiota con Marianne. Siento que prosigo cometiendo exactamente el mismo fallo una y otra vez, mas no espero que no vaya a hacerle daño nuevamente y no siento que controle mis emociones

El pasado de la cadena

Según el medio convocado anteriormente, esta cuenta no pertenece ni a Hulu ni a BBC, con lo que es un misterio quién está respondiendo a los mensajes. Lo que está claro es que sea quien sea, se mete en la piel de Connell, en tanto que en otra interacción ha llegado a explicar el origen de la icónica cadena: «Me la dio mi madre cuando tenía diez años. Supongo que la adquirió en Sligo, no es una herencia ni nada por el estilo