El pasado lunes 1 de marzo, el humorista y actor castellano Enrique San Francisco fallecía en el hospital Clínico San Carlos de Madrid tras más de 40 días ingresado en la UCI por una pulmonía doble. El actor saltó a la auge durante los abriles 70, donde su décimo en el cine ladrón de nuestro país le consagró como uno de los referentes de la interpretación.

Actores, políticos, artistas, y una gran diversificación de clan con popularidad de nuestro país ya habían mostrados sus condolencias a través de las redes sociales. Otros como Pablo Motos, aprovecharon su espacio en ‘El hormiguero’ para despedirse de su amigo «que decidió estar por el flanco salvaje de la vida»; o Imanol Arias, compañero del actor en ‘Cuéntame cómo pasó’ contactó con ‘La Redacción’ de Telemadrid para relatar cómo fueron sus últimas horas de vida. «Él quería salir a la calle a agradecernos la vida con los que había convivido, los compañeros que nos habíamos juntado con él en algún momento de la vida», contó.

Por otro flanco, las actrices Lolita Flores o Emma Suárez se trasladaron hasta el tanatorio Ideal de Madrid para despedirse desde allí. «Quedará el mandatario de un inteligencia que tenía una presteza y una inteligencia particular» relataba muy emocionada Lolita. La hermana maduro de la grupo Flores ha afirmado que ha acudido en representación de todos sus hermanos, ya que Rosario Flores, con quien mantuvo una relación de 4 abriles, «está fuera y no ha podido venir». «Está mi hermano esperándole ahí hacia lo alto», sentenció.

Preciosa despedida de Pablo Motos al gran Quique San Francisco pic.twitter.com/6l8D2Il12k

— Sonia Sierra (@SoniaSierra02) March 2, 2021

????El actor Imanol Arias recuerda a Quique San Francisco: «Era un ser que queríamos mucho. La mejor forma de despedirle es agradecerle el deseo de agradecernos»

???? Ha fallecido este lunes a los 65 abriles.

????#LaRedacción21 en @telemadrid ???? https://t.co/M8S9FAdwt8 pic.twitter.com/9wSrj13tqx

— La Redacción (@laredaccion) March 1, 2021

El humor personificado

Si en poco han coincidido todos sus compañeros y amigos, es en que Quique San Francisco se ha marchado dejando un mandatario de grandes contenidos cargados de humor. Uno de sus últimos grandes trabajos lo realizó para la campaña de navidad de una reconocida marca de charcutería, en el que interpretaba a la misma homicidio, pero cargado de esperanza y optimismo. «Soy un tostón, lo sé, no para meteros miedo, sino para que seáis conscientes del asombro tan cojonudo que es estar vivo».