El regreso de 'Friends' podría sacrificar un rasgo esencial por culpa del coronavirus

Como tantas otras grabaciones, la del rencuentro singular de ‘Friends’ que prepara HBO Max se vio frustrada por el estallido de la pandemia de coronavirus. En primera instancia, el abanico original de la sitcom iba a reunirse a fines de marzo para materializar este aguardado acontecimiento, mas justo en ese instante la industria televisiva estadounidense debió frenar su maquinaria.

La imprevisible situación planteada por la pandemia alteró los planes de WarnerMedia, que pretendía acompañar el lanzamiento de su nueva plataforma de streaming con el regreso de ‘Friends’, mas fue imposible reanudar la producción ya antes de finales de mayo. Para actualizar el estado del desarrollo, David Schwimmer ha concedido una entrevista a Entertainment Tonight, en la que confirma que hay una data estimada para regresar al trabajo: «Queremos grabar en el mes de agosto, a mediados, mas con sinceridad, lo vamos a hacer cuando sea seguro

Por lo tanto, ahora no existe ninguna certidumbre, mas el equipo tiene la pretensión de ejecutar la grabación antes que acabe el verano. No obstante, puede haber un obstáculo que postergue de nuevo la plan de actuación, puesto que a esta altura no está claro si se va a poder contar con la reacción del público en riguroso directo, una característica esencial de las sitcoms tradicionales. «Siempre ha habido la esperanza de que un componente de esa asamblea sea el público en riguroso directo, lo que hace que sea complicado. Obviamente, no pondremos la salud de absolutamente nadie en riesgo para hacer esto,» asegura el actor.

¿Problemas de diversidad?

A día de el día de hoy, ‘Friends’ se sostiene como una de las ficciones más codiciadas por las plataformas de streaming por su vigencia humorística. Sin embargo, ese éxito imperecedero no ha impedido que se despierte un discute sobre el pobre reflejo de la diversidad en la serie, sobre el como ha querido pronunciarse Schwimmer. «Se sentía como algo incorrecto que no hubiese suficiente representación,» asevera el intérprete que daba vida a Ross, que recuerda una de las propuestas que hizo para calmar la problemática: «Ross debería salir con otra gente, mujeres de todas y cada una de las razas