El Tribunal Supremo obliga a RTVE a publicar el sueldo de sus directivos

El Tribunal Supremo ha confirmado que RTVE va a deber hacer público el salario de sus directivos. Es el final de un proceso legal que empezó en 2016, cuando un ciudadano solicitó por escrito que se desvelara el salario de todos y cada uno de los directivos y subdirectores de la Corporación en los años 2014 y 2015.

Ahora, la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo ha confirmado la resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de 15 de marzo de 2017, que forzaba a CRTVE a publicar las nóminas al comprender que prevalece «el interés general» y que el sueldo no es un dato singularmente protegido, conforme recoge Europa Press.

La sala comprende que el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno concluyó de forma «razonada y razonable que prima el interés general de los ciudadanos por conocer las retribuciones del personal directivo de CRTVE», por tratarse de una sociedad mercantil con participación 100% pública y financiada a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En su día, CRTVE inadmitió la solicitud por no poder contrastar la identidad del demandante, que no había aportado ni original ni copia del documento nacional de identidad al presentarla. El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno rechazó la causa de inadmisión por estimar que la omisión era subsanable y también instó a CRTVE a que entregase la información pedida en el plazo de 10 días.

Esta resolución fue confirmada por un juzgado de lo Contencioso-Administrativo y, más tarde, por la Audiencia Nacional, que comprendieron que las remuneraciones anuales no eran datos personales singularmente protegidos, con lo que procedía dar a conocer la información pedida con la intención de asegurar la trasparencia y la objetividad en el campo público.

Ahora, el Tribunal Supremo ha desechado el recurso de CRTVE contra la sentencia recurrida en el que, por una parte, aducía infracción del artículo 15 sobre protección de datos personales de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, y, por otra parte, indefensión.