El Xokas: de empleado del Real Madrid a arrasar en Twitch con 14 millones de horas vistas


Publicado
Actualizado

«Llevo 30 años haciendo el gilipo**** y ahora lo hago en Internet». La carta de presentación de Joaquín Domínguez, alias El Xokas, explica en parte por qué arrasa en Twitch, la popular plataforma de Amazon de retransmisiones en directo. La fama de este joven gallego se ha disparado en los últimos dos años gracias a su carisma y temperamento. Crea contenidos sobre videojuegos, pero en sus directos también aborda sin tapujos temas cotidianos, de actualidad y más controvertidos. En los últimos días, de hecho, su amenaza de marcharse a Andorra y sus críticas al sistema de tramos de los autónomos han desatado una oleada de reacciones en Twitter.

El Xokas logró en enero su récord de espectadores, con más de 1,2 millones de personas viendo su participación en directo en un torneo online junto a otros streamers. El mes pasado, su canal fue el segundo espacio de Twitch más visto del mundo y el primero de habla hispana, por encima de Auronplay, Ibai Llanos y otros streamers españoles mundialmente conocidos.

El creador de contenidos gallego apenas concede entrevistas a los medios de comunicación. «Generalmente, generan situaciones que no suelen ser agradables», señaló hace un año en La Resistencia, el programa de Movistar. De ahí que la mayoría de datos sobre su vida se hayan conocido en sus retransmisiones o gracias a entrevistas concedidas a compañeros del gremio, como Jordi Wild o el propio Llanos.

Domínguez vivió de pequeño en Abadín, un municipio de Lugo (Galicia). Ahí pasó su infancia junto a sus padres, ambos autónomos, y sus abuelos agricultores. Antes de saltar a la fama, Xokas -su apodo de toda la vida- atravesó una depresión y diferentes altibajos emocionales. «Mi vida era una mierda», reconoció hace unas semanas a Jordi Wild. Estudió publicidad y relaciones públicas y un máster de postproducción, edición de vídeo y etalonaje.

Durante la carrera, que comenzó en 2009, Domínguez se «pasaba el día con los videojuegos y de fiesta» y lo «suspendía todo». Este estilo de vida le pasó factura justo cuando empezó a cambiar de hábitos. «Me pegó un bajón que se me apagaron los plomos porque estaba viviendo una vida radicalmente distinta a la que vivía». Comenzó a ir al psicólogo. «La depresión fue el peor estado de mi vida. Es imposible estar peor que siempre estando mal», explicó.

Antes de saltar a la fama, El Xokas estudió publicidad, se especializó en edición de vídeo y superó una depresión. El Real Madrid le contrató en 2017 para reforzar su equipo de vídeo

Tardó unos seis meses en recuperarse, con altibajos, hasta que salió adelante. A El Xokas le atraía el mundo de YouTube. Así, entre 2015 y 2016, subió a la plataforma vídeos sobre el videojuego League of Legends. A finales de 2017 se atrevió con los directos de YouTube, donde apenas contaba con 300 suscriptores. Le empezó a ir bien, pero no le era rentable. Fue entonces cuando se pasó a Twitch.

Una de las razones del trasvase de youtubers a la plataforma ‘morada’ fue, precisamente, los ingresos. Si en YouTube proceden de la publicidad, en Twitch es posible ganar dinero gracias a los anuncios y a los suscriptores. El público que atrae la plataforma suelen ser jóvenes adolescentes o que rondan la veintena. Aunque cada vez es más normal que políticos, periodistas o deportistas se abran un canal en Twitch como una nueva forma de difusión.

Mientras tanto, Domínguez seguía llevando la vida de la mayoría de jóvenes. Cunado acabó el máster, en 2016, entró en una pequeña empresa de publicidad como editor de vídeo. A finales de 2017, se enteró de una oferta de empleo del Real Madrid. El club blanco le contrató para su equipo de edición de vídeo. Primero trabajó en el Santiago Bernabéu y luego en Valdebebas. «Fue una etapa fantástica de mi vida», le comentó a Llanos. Pero su canal de Twitch, que abrió en enero de 2018, fue ganando peso. Y de ahí, para arriba.

Las cifras de El Xokas

Cuando comenzó su andadura en la plataforma de Amazon, El Xokas se dedicó, sobre todo, a stremear sobre World of Warcraft, otro videojuego, y fue probando con otros. El gallego se centró en los directos de Twitch, mientras que YouTube lo dejó para subir contenido en diferido. Su apariencia, con gafas y mohicano con coleta, su acento gallego y sus discursos entusiastas con palabras malsonantes le han convertido en una figura del sector. En 2021, de hecho, fue el ganador del premio ESLAND a streamer revelación del año. Sus 14 millones de horas de reproducción en 241 horas de stream le coronaron en enero como el segundo creador de Twitch más visto del mundo. A fecha de 5 de febrero cuenta con más de 45.800 suscriptores activos.

Al igual que otros creadores de contenido, los ingresos de El Xokas habrán crecido los últimos meses a medida que aumentaban su audiencia y visitas. Del gallego no se tienen datos completos, pero sí ha dado a conocer un par de cifras. Por ejemplo, Domínguez detalló hace unas semanas que en diciembre ganó 17.185 euros brutos con su canal principal de YouTube, donde acumula 1,35 millones de suscriptores. En septiembre, octubre y noviembre rondó los 11.000 euros mensuales. Y en agosto ingresó casi 8.000. Su editor, en cambio, se embolsó entre mediados de diciembre y mitad de enero unos 2.580 euros brutos, aunque el salario no es fijo y depende de unas variables.

La eterna polémica sobre Andorra

Los contenidos de El Xokas no se ciñen sólo a los videojuegos. A menudo comenta asuntos polémicos. El caso más sonado hasta hace unos días era el de las mudanzas de youtubers a Andorra para ahorrar impuestos. Hace algo más de un año, El Rubius ocupó varios titulares y reportajes de los medios de comunicación tras anunciar su mudanza al Principado. Para el streamer gallego, el «linchamiento» que recibió El Rubius fue «injusto», aunque preferiría que tributara en España. «Lo primero que creo es en la libertad -dijo a Jordi Wild-. También en el compromiso y en el equilibrio. Si gano mucho dinero, creo que equilibrar es correcto», señaló. Eso sí, se quejó de que en España la presión fiscal es «muy alta» y entiende que una persona, «en su libertad, se vaya».

En las últimas semanas, sin embargo, se han popularizado sus críticas al sistema de sobre cuotas que se aplica a los ingresos de los autónomos y a la presión fiscal. «Tendríamos que contribuir con un porcentaje de lo que ganamos. Eso estaría bien por un bien común, pero lo de los tramos es una gilipo**** y haces que un tío que vive justo, viva fatal«. Ayer, viernes, se viralizó un clip de Domínguez cargando contra el Gobierno de Sánchez, «al que no le parece suficiente» que el comunicador «pague la mitad» de su sueldo en impuestos. «Que no se pasen de listos tampoco porque me largo a Andorra», señala en el vídeo.

Dejar un comentario

Ya no se pueden publicar nuevos comentarios en este artículo.



Source link

Deja un comentario