Emma García vuelve muy emocionada a ‘Viva la vida’ tras producirse el coronavirus: «Vengo un poco sensible»

El coronavirus está afectando a todo el mundo, incluidos los profesionales de la televisión. Una de las últimas figuras de la pequeña pantalla que dio positivo en Covid-19 fue Emma García. La presentadora de ‘Viva la vida’ se ha mantenido unas semanas en casa mientras que su compañera Sandra Barneda se encargado de conducir el espacio las tardes del fin de semana. Posteriormente de varios días, García vuelve con más fuerza que nunca a su software.

Durante la cuarenta que ha pasado, la presentadora ha ido realizando diferentes publicaciones en las redes sociales para informar de su mejoría y de su dorso al trabajo. Finalmente, el 5 de diciembre, Emma García regresaba a su software mientras sus compañeros le recibían con aplausos, poco que ha emocionado especialmente a la conductora del espacio: «Tenía muchísimas ganas de veros, de sentiros, vengo un poco gilipollas, un poco sensible, por todo el cariño que he recibido», comentaba García carencia más entrar al plató de ‘Viva la vida’.

«Ha ido todo fenomenal pero le das muchas vueltas a las cosas… con todo el cariño recibido era difícil no recuperarme y retornar con energías», ha recalcado la presentadora. Ha aprovechando el momento para pagar a Sandra Barneda por sustituirla: «Quiero mandar un beso muy válido a mi compañera por su profesionalidad y por el cariño que has mostrado alrededor de mí. Gracias y gracias, Sandra». Emma García además ha querido despachar un cariñoso mensaje a sus padres tras el «disgustazo» que les ha legado: «Me han cuidado fenomenal, como tú lo hubieses hecho, mamá».

Irene Rosales vuelve además a ‘Viva la vida’

Al principio del software, Emma García quería reencontrarse con su compañera Irene Rosales, quien ha perdido a su padre recientemente por coronavirus. La pareja de Kiko Rivera está viviendo uno de los peores primaveras de su vida, ya que hace nueve meses además falleció su raíz. «Me he determinado muchísimo de ti, Irene. No sabía cómo transmitirte todo el aprecio y todo el cariño», le confesaba la presentadora de ‘Viva la vida’.

«Tengo que aseverar que soy súper afortunada porque tanto por tu parte como la de mis compañeros he recibido tal cariño que no tengo vida para agradecerlo», declaraba la colaboradora del espacio. La exconcursante de ‘GH Dúo’ se siente tranquila al asimilar que su padre ha estado en muy buenas manos y ha sido arropado por toda la tribu antiguamente de «irse en paz». A pesar del duro año que está viviendo, la tertuliana ha afirmado que se siente afortunada del apoyo que está recibiendo por parte de su marido y sus hijas: «Somos un equipo y vamos a comportarse la vida».