Empujones al equipo de 'Cuatro al día' en la visita de los Reyes a Córdoba:

La visita de los Reyes Felipe VI y Letizia a la urbe de Córdoba puso en serias contrariedades al equipo de ‘Cuatro al día’. Ante el desembarco de los monarcas en el casco histórico provenientes de Sevilla, Joaquín Prat dio paso a la reportera María López, mas el tumulto de cronistas y miembros de seguridad de Casa Real hicieron prácticamente imposible su trabajo.

«Apenas podemos movernos porque están los compañeros de medios de comunicación y los responsables de Casa Real», procuraba enunciar la reportera cuando un fotógrafo golpeaba involuntariamente su mano derecha y lanzaba su teléfono al suelo. Tras recobrar el dispositivo, López debió aguantar los empujones de la seguridad de Casa Real: «Estoy en directo, caballero», procuraba explicar. Y agregaba lo evidente: «Esto es caótico«.

Joaquín Prat, que no daba crédito desde plató, decidió entonces recortar la conexión. «Para ver este espectáculo absurdo en el que no se deja informar… Te dejaré que procures un lugar y cuando veamos a los Reyes los vemos, cuando estos señores nos dejen trabajar», demandaba el comunicador. «No nos han dejado, Joaquín», recriminaba la reportera.

«Como borregos»

De vuelta en plató, Prat denunciaba lo sucedido al lado de los tertulianos: «Coño, tal y como si fuéramos borregos. Que no. Ahora, cuando aparezcan el jefe del estado y su mujer, ya lo vemos todo ordenado. Cuando nos dejen trabajar», zanjaba el comunicador. Minutos después, ya con más calma, reanudaron la conexión. «Justo vienen los responsables de seguridad, parece que nos están buscando las conexiones», bromeaba la reportera, que apenas podía ver a los reyes entre la aglomeración de gente.