«Está demostrando que menos es más»

*En elaboración

La oscuridad del domingo 21 de marzo, se estrenó en Telecinco la docuserie ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’ con sus dos primeros episodios, en los que Rocío Carrasco no solo relató el motivo principal por el que había querido compartir su verdad, sino que además comenzó a contar sus primeros primaveras de compromiso anejo a Antonio David Flores, en los que habría sufrido ya los supuestos primeros maltratos del colaborador, tanto física como psicológicamente. Con dichas declaraciones, de hecho, la hija de Rocío Cuerpo, al igual que la producción, comenzó a despertar un aplauso generalizado en redes, al que se unieron tanto rostros conocidos del panorama gachupin, como incluso políticos.

Al comenzar el episodio cero del documental, ya fueron dos personas del entorno de Carrasco las que decidieron pronunciarse en redes sociales: Terelu Campos y Alba Carrillo. «Probablemente esta oscuridad está siendo de las peores de mi vida, si no la peor. El conocimiento de lo que ocurría y ha ocurrido no me quita el inmenso dolor de verte. Te quiero con mi vida y te agradezco que hayas decidido que te escuchen. Al menos escucharte… y, a Fidel, gracias», escribía la primera, mientras que la segunda además manifestaba su cariño en dirección a Rocío. «Probablemente no haya heredado la voz de su origen, pero sí su fuerza, y quizá no golpee como su padre, pero si esquiva los golpes de la vida como él, con la individuo admisiblemente entrada», elogiaba la colaboradora. A sus voces, ademas, se sumaron otras de rostros conocidos, a gracia del certificación de la madrileña, como Sandra Barneda o María Patiño.

«‘No hables a menos que puedas mejorar el silencio’, dijo Borges. Rocío lo ha mejorado», compartía la primera, mientras que la presentadora de ‘Socialité’ manifestaba que «nadie se merece tanto sufrimiento». Otros como Miguel Frigenti o Carolina Iglesias, por su parte, recalcaban la importancia de la parte que hacía remisión a la vitalidad mental, con respecto a la posible «manipulación» de los hijos a la que Carrasco hizo remisión, o a su intento de suicidio. «Verbalizar que te has querido caducar y, sobre todo, lanzarse que quieres hacerlo es un presente que te persigue siempre. Sólo la masa que lo ha vivido lo sabe. Nadie tiene derecho a establecer un suicidio o un intento», escribía Iglesias, sumándose a las voces a gracia de la protagonista, como hicieron además políticas como Adriana Losa, Irene Montero o Rocío Monasterio, quienes destacaron el reflexivo de una mujer maltratada que Rocío estaba compartiendo con la audiencia.