Eurovisión 2021 explica las cuatro posibilidades con las que trabaja para Rotterdam

*En elaboración

La UER ha explicado este viernes las cuatro posibilidades con las que trabajar de cara al Festival de Eurovisión 2021. Tal y como indica en un comunicado, su objetivo es ofrecer con normalidad las citas del 18, 20 y 22 de mayo, pero contemplan como primera opción una distancia social de 1,5 metros entre todos los presentes en Rotterdam. Esto reduciría el número de asistentes y obligaría a realizar un sorteo que decidiese cuáles de las entradas vendidas serían siendo válidas y cuáles recibirían una devolución.

La tercera opción se fija en las restricciones para delirar de algunos países. A los representantes procedentes de estos lugares se les permitiría llevar a cabo desde su propio país, tal y como va a ocurrir en el Festival de Eurovisión Junior 2020. La cuarta y última opción, la menos deseable, sería precisamente desarrollar Eurovisión 2021 como la interpretación de niño de este año, con todos los artistas actuando desde sus respectivos países, intentando establecer unas normas que asegurasen la igualdad de condiciones entre ellos. La audacia final se tomará a principios de 2021.

La celebración del Festival de Eurovisión 2021 supone un gran duelo por el elevado número de personas que implica su ordenamiento. Tras la abrogación de la impresión de 2020, la UER se puso manos a la obra para reforzar la continuidad del certamen pese a las circunstancias. Tal y como indicó en una entrevista en agosto Nadja Burkhardt, Supervisora de la corporación, desde el principio han trabajado en una alternativa si la opción de realizar Eurovisión con normalidad no existe. Del mismo modo, aseguró que su intención era «intentar por todos los medios que el certamen pueda desarrollarse in situ», calificando de «desastrosa» una modalidad online.