Eurovisión Junior 2020: Irlanda y Macedonia del Norte también se retiran del festival por el coronavirus

El Festival de Eurovisión Junior 2020 entra oficialmente en crisis por la pandemia del coronavirus y ve peligrar la viabilidad de su celebración. En este momento, el certamen igualaría su número de participantes con respecto a las ediciones de 2012 y 2013, cuando concursaron el último número de países de la historia. En ambas ocasiones tan solo doce representantes actuaron sobre el ambiente para tratar de hacerse con la trofeo.

Irlanda y Macedonia del Norte han sido los últimos países en retirarse de Eurovisión Junior 2020. Ambos alegan complicaciones por la crisis del coronavirus y, en el caso del primero, la televisión pública TG4 recuerda que Polonia no se encuentra en la serie de países seguros aprobada por el gobierno irlandés. Por tanto, todos los que viajan a Irlanda procedentes de Polonia deben someterse a una cuarentena.

Su caso es especialmente mono porque Irlanda sí había confirmado previamente su décimo en la tirada que en principio se celebrará el 29 de noviembre en Varsovia. Con la derogación de su candidatura de 2020, comunicada a través del portal Eurovoix, Irlanda pone fin a un historial de asistencias continuadas desde su inauguración en Eurovisión Junior 2015. No obstante, nunca ha acabado una gran posición, ya que su mejor marca es un décimo puesto obtenido en 2017.

Macedonia del Norte, por su parte, es uno de los países históricos del certamen, ya que su televisión pública ha participado desde su primera tirada en 2003. Aunque cuenta con dos quintas posiciones, ha quedado en final oportunidad hasta en cuatro ocasiones y, quizás por eso, la partida de 2020 será la tercera del país tras las de 2012 y 2014.

Solo 12 países, de momento

Las retiradas de Irlanda y Macedonia por el COVID-19 se suman a las de Australia y Gales. A desliz de que se pronuncien Albania, Armenia, Italia y Portugal, que sí compitieron en Eurovisión Junior 2019, tan solo doce países viajarían a Varsovia en noviembre. La horquilla todavía permite un número de participantes salvable y, adicionalmente, hay que recapacitar que la situación para la UER es mejor que la ocurrida 2012 y 2013.

En esta ocasión, al menos dos de los miembros históricos del Big 5, Alemania y España, han confirmado su amparo, lo que supone una importante fuente de financiación. Si a esto le sumamos que Eurovisión Junior 2020 tendrá oportunidad en un estudio de televisión polaco para evitar grandes concentraciones de sabido, se aplazamiento una tirada con un coste muy inferior al de primaveras anteriores, lo cual facilitaría la continuidad del festival de niño.