«Fue el peor año de mi vida»

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la sociedad del siglo XXI tiene que ver con patologías relacionadas con la vitalidad mental. Así lo mantiene la comunidad científica y prueba de que nadie es inmune a ello, Toñi Atezado se ha osado a contar lo que ha sufrido a raíz de una depresión. La periodista se abre en canal para relatar cómo su vida se desmontaba poco a poco hasta «tocar fondo», sin confiscación, con valentía y ayuda se enfrentó a ello para salir delante reforzada y con más ganas que nunca.

Atezado ha compartido un vídeo en su perfil de Instagram, resplandeciente y con brillo en su ojeada tras haberlo superado, aquellos males que provocaron uno de los peores momentos de su vida: «Hace cinco abriles yo me callado sin trabajo, con una depresión como un heroína en mi casa», comienza exponiendo. Sin confiscación, a los problemas laborales terminó por sumarse una mala praxis profesional que tuvo que ver con su entonces asesor fiscal: Me quedé sin un euro. No tenía pasta, no tenía trabajo, ni perspectiva«, continúa comentando con gestos de incredulidad.

En situaciones así, el mundo se viene debajo. Todo lo que la comunicadora había construido se había tambaleado demasiado hasta caer, pero su vida sentimental terminó por erigirse como la menudencia que colmó el vaso: «Había tenido una ruptura muy gorda. Era como el peor año de mi vida». Sin ausencia que perder, Toñi Atezado se lanzó a apañarse ayuda: no tenía fortuna económicos para pagarlo, pero se acercó a un centro de coaching, donde decidieron regalarle el curso: «La vida me lo devolverá», comentó el profesional taza.

Ese fue el punto de inflexión en la difícil situación de la presentadora. Asimismo, aguijada un mensaje de apoyo a todo el que puede sentirse en un punto similar a lo que le ocurrió: «Es importante pedir ayuda, cuéntalo, desahógate», comenta, para añadir luego que es fundamental no enrocarse en lo cenizo. Como muchos psicólogos mantienen y ella misma confirma, esos «son los mensajes que nos damos a nosotros mismos«.

«Siento que puedo con todo»

Una de las cosas que menciona con la que se le ilumina la ojeada tiene que ver con la venida de su hija: «El crack de mi persona fue cuando dejé de culpar las circunstancias del exógeno y ver que la opción estaba en mí», afirma preciso antaño de sostener que su motivación fue su hija. Tras estos episodios, la comunicadora asegura que siente que «puede con todo». No obstante, quiere aclarar que «no pasa ausencia por tocar fondo», luego de eso, solo queda resurgir.