Gérard Depardieu, imputado por cometer

Uno de los mayores exponentes del cine francés vuelve a estar envuelto en la polémica. Es necesario remontarse al mes de agosto de 2018 para conocer lo ocurrido, pues una señorita actriz denunció a Gérard Depardieu en una gendarmería de Lambesc por activo cometido «violaciones» y «agresiones sexuales» contra su persona. Pese a que la fiscalía desestimó la inculpación, el caso ha vuelto a reabrirse y, ahora, el actor vuelve a ser destacado formalmente.

La cronología de los hechos tiene su momento de inicio entre los días 7 y 13 de agosto. La denunciante acudió a la mansión que Depardieu posee en el distrito VI de París para hacer un análisis informal de una obra de teatro, pues el actor se prestó a colaborar con ella hexaedro que es un conocido del padre de la señorita. Días posteriormente, concretamente, el 27 del mismo mes denunció que se habría sobrepasado con ella. En ese momento, la fiscalía del país vecino ordenó a la Policía legal que investigase los hechos.

Depardieu negó la inculpación: «Estoy absolutamente seguro de que no hay ningún hecho estrictamente irreprochable«, sentenció cuando se dio a conocer la denuncia, e incluso habló de «daños irreparables» para su imagen por estas informaciones. Es necesario avanzar hasta el 4 de junio de 2019 para encontrar el ulterior paso y, es que, la Fiscalía archivó la denuncia, ya que las investigaciones puestas en marcha «no permitieron caracterizar los delitos denunciados«.

Depardieu está imputado desde diciembre

Sin requisa, la denunciante consiguió durante el verano de 2020 que la causa se reabriese tras imponer una denuncia por la vía civil, lo que implica la designación prácticamente directa de un magistrado instructor en el país vecino. De hecho, ya se ha producido un careo entre ambas partes, según informa la Agencia France Presse. Es más, igualmente ha hexaedro a conocer que Gérard Depardieu lleva imputado desde diciembre de 2020.

Como era de esperar, el abogado de Depardieu quiso informar a los medios de que el actor rechazaba la inculpación, de la misma forma que ya hizo en el pasado, y que, adicionalmente, fue puesto en licencia sin ningún tipo de control legal o por parte de las autoridades francesas. Queda por ver cuál será el error final del caso y si la sentencia afectará a sus proyectos cinematográficos.