«Ha hablado desde el corazón»

Rocío Flores rompió su silencio respecto al documental de su mama Rocío Carrasco en ‘El software de Ana Rosa’, donde aprovechó para pedirle que se pusiera en contacto con ella. «Volví a seducir a mi mama otra vez, dos veces. Veo que la única modo de contactar con ella es públicamente por lo que estoy viendo. Mamá, tus hijos no te los ha arrancado nadie, tus hijos están aquí. Tu hija y tu hijo, levanta el teléfono, llámanos, acento con nosotros«, rogó la mozo. Días luego, los miembros de su tribu siguen pronunciándose, como ha sido el caso de Ana María Aldón.

La mujer de José Ortega Cano, ha comentado qué le han parecido estas declaraciones de la hija de Rocío Carrasco. «Me ha parecido que ha hablado del corazón porque no puede más con la presión. Acento de ella y de su hermano. A mí me parece una emplazamiento de una hija desesperada que ya no puede con la desesperación», aseguró en el magacín ‘Viva la vida’.

Los colaboradores tienen opiniones bastantes contrarias, con algunos creyendo que es un acercamiento y otros sintiendo que se sigue posicionando del banda de Antonio David Flores. «Veo desatiendo de empatía por parte de la pupila porque echo en desatiendo una palabra cerca de su mama más allá de este mensaje. Dice que las cosas no son así. ¿Qué no es así? Se está contando una historia cuando ella tenía tan solo nueve abriles», sentenció Isabel Rábago.

Ana María se pone en la piel de Carrasco

Ana María no ha dudado en defender igualmente a Rocío Carrasco, entendiendo que no se viera capaz de cogerle el teléfono a su hija en estos momentos. «No me extraña que no le coja el teléfono porque ella está mal, en tratamiento, y no sabe lo que se va a encontrar. Yo creo que el miedo paraliza. Tengo la esperanza en que suceda la emplazamiento y recuentro entre hijos y mama. Ella quiere un acercamiento con su mama», aseguró la mujer de Ortega Cano.