HBO renueva 'Perry Mason' por una segunda temporada

Al nuevo Perry Mason no le van evitar casos que resolver. En plena puesta en circulación de su primera temporada en HBO, la condena de cuota de WarnerMedia ha hexaedro luz verde a su segunda entrega, a pesar de que en principio se hubiera catalogado como miniserie. Sin retención, quienes estén siguiendo semanalmente la serie verán que evidentemente tiene gusto de futuro, ya que introduce a los personajes clásicos con vistas a llevarlos por nuevos derroteros en un plazo más amplio.

La renovación se ha gastado motivada por los buenos datos de audiencia firmados por el primer episodio de la ficción, emitido a mediados de junio. Como informa The Hollywood Reporter, el capítulo de estreno habría corto un total de 8 millones de espectadores, teniendo en cuenta las emisiones lineales y el impacto digital. Por lo tanto, HBO no ha dudado a la hora de tratar de comprobar un éxito de futuro, protagonizado por un portentoso Matthew Rhys.

«Ha sido un viaje muy emocionante trabajar con el talentoso equipo al frente de ‘Perry Mason’. El público ha disfrutado teletransportarse al Los Ángeles de los años treinta cada semana, y estamos emocionados de dar la bienvenida a una segunda temporada de la serie,» ha comunicado Francesca Ori, vicepresidenta ejecutiva de Programación de HBO, demostrando el apoyo con el que han arropado a su primer estreno veraniego.

El primer paso

Como si se tratara de la historia de un superhéroe, la primera temporada de ‘Perry Mason’ muestra la crecimiento de su protagonista titular de torturado detective privado a una posición más cercana al Mason clásico, que conquistó al conocido entre los primaveras cincuenta y sesenta. Y es que la primera temporada del drama criminal de HBO plantea un mundo que deja presentir una gran proyección de futuro, como ya apuntábamos en la crítica que le dedicamos a la producción: «Aunque esta historia de origen haya sido vendida como una miniserie, HBO tiene entre manos un producto de gran potencial para extenderse a lo largo de los años y expandir sus atractivas inquietudes. Puede que su protagonista no sea el ganador impecable de antaño, pero eso es precisamente lo que hace de él (y de la serie) todo un triunfo.»