*En elaboración

La incertidumbre del martes 8 de diciembre, ‘La casa válido’ alcanzó su décimo casa de campo bizarría en Telecinco, en la que Aurah Ruiz tuvo que enfrentarse al conocido como «espejo del alma». Un batalla individual al que ya habían hecho frente algunos de sus compañeros, como Asraf Beno o Albert Álvarez, y en el que la canaria acabó derrumbándose al rememorar algunos de los momentos amargos por los que había tenido que acontecer a causa de la mala lozanía de su único hijo.

«Intento parecer que soy válido, que no me ha pasado carencia malo en la vida, que puedo con todo y en verdad tengo muchas cosas en el interior que no muestro», reconoció la concursante, al enfrentarse a su refleja, emocionada, momento en el que admitió que «si me gusta lo que veo, pero no lo que ven los demás, lo que creen que soy». «A veces no puedo con todo, siquiera tengo tiempo para cicatrizar todo lo que me ha pasado en mi vida», declaró Aurah, antaño de que el espejo mostrara la palabra «superiora», momento en el que la canaria se derrumbó por completo.