Hace acordado una semana que conocimos del problema de cataplexia de Jordi Évole. El presentador de ‘Lo de Évole’ sufrió un ataque en pleno directo en ‘El intermedio’ que le llevo a revelar la enfermedad que padece a la audiencia: «Cuando ríes, pierdes fuerza muscular, pudiendo salir a desplomarte». Durante la oscuridad del jueves 25, Évole volvió a sufrir otro ataque en directo.

Évole asistía como invitado a ‘El hormiguero’ en la oscuridad del jueves. Un divertido momento ocurriría cuando Pablo Motos anunciaba a un telespectador vía telefónica que había hato un premio. Al no mostrarse el triunfador demasiado entusiasmado, presentador e invitado comenzaron a reírse de la situación. «Le dan 3.000 euros y parece que le hayas matado a un íntimo», dijo Évole, provocándole un ataque de risa que haría que perdiese fuerza muscular acordado cuando se encontraba de pie.

«No me jodas», exclamaba Motos al ver a Évole apoyarse sobre la mesa. «No, no… Bueno, un poco», respondía Évole sin dejar de reír. Frases como: «Es que Iñaki era un cachondo» o «Es que somos gilipollas» por parte de Trancas y Barrancas se sucedieron mientras el ataque de cataplexia del invitado continuaba durante varios segundos más. «Yo que iba a contar un chiste…», decía el catalán, tomándose con humor el momento.

«He sentido cómo te ibas»

Una vez Évole recuperaba el tono muscular, preguntaba a Motos: «¿Te has asustado un poquito?», haciendo remisión al visaje de nerviosismo que había mantenido el presentador durante el suceso. «Es que he sentido de repente cómo te ibas, claro…», respondía Motos. «Bueno, ya estamos perfectamente», zanjaba el invitado para quitar hierro al asunto.