Helena Resano relata la terrible experiencia de su hija con el coronavirus:

Helena Resano informó hace unas semanas de que había poliedro positivo en coronavirus al hacerse una PCR a causa de que su hija comenzó a ensayar síntomas. En ese comunicado realizado en redes sociales, la periodista afirmaba que se encontraban todos admisiblemente, con síntomas leves y recuperándose, pero en su última intervención en ‘Más vale tarde’ relató cómo se complicó la situación, especialmente para su hija.

Los cuatro miembros de su grupo se contagiaron y mientras que Resano se encontraba asintomática, su hija de 18 abriles se llevó la peor parte, demostrando que los jóvenes asimismo pueden sufrir con dureza el virus. «Emma estuvo francamente mal, con fiebre muy alta y apenas se podía mover. La teníamos que mover entre mi marido y yo, bañarla, constantemente durmiéndose, con muchos dolores y no remontaba«, explicaba la presentadora de ‘laSexta parte 14h’.

Tanto ella como su marido se preocuparon mucho al ver el estado de lozanía de su hija, una chavea sin patologías previas, y los síntomas que estaba desarrollando. «Afortunadamente tengo un hermano médico y amigos que nos iban guiando por teléfono, pero hubo un momento en el que pensábamos que no iba a remontar«, contaba. Por suerte, al tercer día la fiebre comenzó a remitir, de modo que pudo ir recuperando fuerzas.

La situación de la Atención Primaria

Helena Resano se realizó la PCR a través de Atresmedia en cuanto su hija comenzó a presentar síntomas, de modo que consiguió a las 24 horas conocer el resultado e iniciar los protocolos de aislamiento en su grupo. Pero no fue igual para el resto. Su hija comenzó con síntomas un lunes y hasta cinco días luego no supo el resultado. «Hasta esos cinco días, nadie se pone en contacto con nosotros, no sabemos nada, no hay un rastreador y, por supuesto, tampoco se ponen en marcha los rastreos de mi marido y mi hijo pequeño», afirmaba.

«Cuando se conoce el positivo de Emma el viernes, comienzan a activarse los PCR de los dos, que se los hacen al lunes siguiente y, en su caso, tardan 8 días en llegar«, denunciaba en ‘Más vale tarde’. «En todo ese tiempo no ha habido un rastreo». La periodista le contaba a su compañera que en el centro de lozanía se encuentran colapsados pero que «vives y compruebas que todo ese trabajo y ese desgasto de personal y de medios no está sirviendo para nada porque en nuestro caso hubo cinco días de desinformación«. Su grupo ya ha recibido el incorporación, pero a ella todavía le queda un tiempo de demora oportuno a que en la última PCR siguió dando positivo.