Suso Álvarez no está pasando por su mejor momento. El colaborador de ‘Viva la vida’ llegó a su puesto de trabajo el 28 de febrero con un semblante de lo más serio. Rápidamente, Emma García se percató del humor de su tertuliano y quiso retener qué es lo que le ocurría: «He pasado unos días difíciles, la verdad«, confesó el participante de ‘GH 17’. La presentadora le preguntó si estaba dispuesto a contar lo que le pasaba y, finalmente, Álvarez accedió.

«He perdido a un amigo íntimo mío esta semana«, desveló finalmente el pollo. Se manejo de una persona que conocía desde hace muchos abriles del pueblo y que, por desgracia, falleció «de repente»: «Hace unos días estábamos celebrando el cumpleaños con él y a los dos días me llamaron para decirme que había tenido un suerte de moto», explicó el colaborador, que añadió que su amigo «iba a cumplir 36 abriles«.

El tertuliano contó la triste nota con todo el respeto del mundo por la clan de su amigo, a quienes protector «un cariño enorme», y quiso servirse el momento para dedicarles unas bonitas palabras: «Les mando un beso. Es una clan muy querida en el pueblo. Son muy conocidos porque caen adecuadamente a todo el mundo», afirmó Álvarez. Emma García hizo lo mismo y, en presencia de las restricciones físicas, envió un estrujón a su compañero de software.

Arraigado a su tierra originario

Aunque lleva suficiente tiempo residiendo en Madrid para colaborar en diferentes programas de televisión en Telecinco y sobrellevar a mango sus estudios en Psicología, lo cierto es que Suso Álvarez está muy implicado con su clan y seres queridos. El colaborador explicó a sus compañeros que, siempre que tiene la posibilidad, se marcha a Barcelona para ver a su raíz, su hermana y a su peña de amigos de toda la vida.